↑ Blog

Abrimos los primeros 5 bancos de semilla contra el hambre en Nicaragua

Abrimos los primeros 5 bancos de semilla contra el hambre en Nicaragua

Jinotega se encuentra en el interior de Nicaragua, en la zona noroeste. Con una pequeña población de más de 50000 personas, la desigualdad y la pobreza provocan consecuencias muy complejas entre su población.

Santa María de Pantasma, un municipio de Jinotega, se encuentre entre los más vulnerables del país, con un 65,3% de su población en situación de pobreza extrema, causando elevados niveles de inseguridad alimentaria y malnutrición.

525 mujeres liderarán este cambio

Sí, 525 mujeres serán las responsables de este cambio. Ellas van a liderar la lucha contra el hambre en el pequeño Santa María de Pantasma. Se están formando, aprendiendo técnicas de cultivo y aspectos nutricionales que llevaran a más de 23 comunidades rurales del municipio.

Un primer paso se ha dado al construir 5 bancos de semillas de calidad. Estos bancos se encuentran en 5 de las 23 comunidades. Unos bancos que tratarán de solucionar una de las principales problemática a la que se enfrentan los pequeños agricultores: acceder a semillas de calidad.

Estas comunidades tuvieron que obtener 5 terrenos que se convertirán en el centro de estos bancos. En ellos se están construyendo unas pequeñas infraestructuras y ya han comenzado a multiplicar las primeras semillas de maíz y frijol. 58 quintales de maíz y 8 de frijol fueron entregados a las mujeres que gestionarán estos bancos. Se están formando en cómo multiplicar estas semillas y que no pierdan su calidad. Selección de las mejores semillas, almacenamiento en condiciones idóneas y prestación de las mismas en especie (prestan una cantidad y el agricultor devuelve esa cantidad de semillas mejoradas después de la cosecha, más una pequeña cantidad más), permitirán que cada día más agricultores puedan acceder a ellas. Cuando ellas estén preparadas, comenzarán a comercializarlas a precios justos para que sean proveedores de semillas a precios justos, de los agricultores más vulnerables.

Actualmente, 3 de estos bancos tienen las infraestructuras finalizadas y otros dos, se está avanzando en su construcción. Es cierto, el cambio no es inmediato. No les estamos dando alimentos para que consuman ahora, queremos ayudarles a tener las herramientas para que ellas lideren un cambio que se mantenga en el tiempo. Y así, en el futuro ellas podrán contarlo y decir: ‘Así ganamos la lucha contra el hambre en Santa María de Pantasma”.

Tú también puedes contribuir a que estas mujeres sigan avanzando hacia un futuro mejor. Si puedes, dona.