↑ Blog

Conoce a las microempresarias que trabajan para cambiar el mundo a través del turismo

Conoce a las microempresarias que trabajan para cambiar el mundo a través del turismo

Cada 27 de septiembre celebramos el Día Mundial del Turismo. Año tras año hablamos de su potencial para generar empleo, de su posible impacto positivo en la sociedad, de cómo incrementa el turismo en países en vías de desarrollo… Datos y cifras, pero rara vez nos detenemos en lo que hay detrás de ellos.

Este año queremos hacer una mención especial a unas personas muy importantes para nosotros. Según los datos de sus negocios son microempresarias, pero su día a día es como cualquier otro emprendedor que puedas imaginarte. Se han de preocupar de sus clientes, de tener los suministros necesarios y de mejorar cada día. Ellas son emprendendoras, que en lugares donde existen altos índices de pobreza, han decido cambiar no solo sus vidas o sus comunidades, también las experiencias que muchos turistas podrán vivir a través del turismo.

Rufina una guía turística en Amaru

Rufina una guía turística en Amaru

Rufina vive en las laderas del Machu Picchu, en la pequeña comunidad de Amaru. Es madre de 4 hijos y hasta hace solo unos años solo se dedicaba a la agricultura de subsistencia. Su pequeña comunidad, a pesar de estar en uno de los puntos más turísticos del mundo, no podía beneficiarse de la actividad económica que genera el turismo.

Se levanta antes de que el sol aparezca, a las 4.00 de la mañana ya está en pie. Ayuda a sus hijos y se encarga de su pequeña cosecha. Nada más terminar, sale a impulsar su otro trabajo, ‘guía turística’. Ha estado estudiando y aprendiendo, practicando y ahora puede transmitir a los turistas su cultura, sus tradiciones y abrirles los ojos a un mundo inimaginable.

Ella obtiene unos ingresos, su comunidad también puede obtener ingresos del turismo de miles de personas y los turistas viven una experiencia muy diferente.

Isabel artesana del Salar Uyuni

Isabel artesana del Salar Uyuni

En Bolivia el 23% la población todavía vive con menos de 1USD al día. El país está haciendo un esfuerzo importante para lograr que aspectos tan importantes como el agua potable o el acceso a las escuelas sea posible, pero en ciertas zonas rurales resulta muy difícil que esto se haga realidad.

Isabel vive en la provincia de Lípez, situado casi en el centro del espectacular Salar de Uyuni. Ella y muchas otras mujeres de la provincia saben que el turismo puede ayudarles a salir de la pobreza e impulsar al desarrollo de sus comunidades.

Junto a otras mujeres ha creado un pequeño emprendimiento, una organización formada por mujeres artesanas. Ahora compran los materiales que necesitan a mejor precio, se están formando y venden las artesanías, además de poder ofrecer otros servicios, a cientos de turistas. Su pequeña comunidad ya está cambiando, el turismo les está dando la oportunidad de luchar contra la situación de pobreza en la que vivían.

Berta la madre emprendedora

Berta la madre emprendedora

Berta es una joven madre que tras emigrar a la ciudad volvió a su hogar en el lago Titicaca en Bolivia . La agricultura de subsistencia no le daba para vivir.

Sin embargo, el lago Titicaca es un lugar místico con más de 750.000 turistas al año. Berta vio en el turismo una forma para cambiar su vida e impulsar su comunidad.

Construyó un pequeño hostal, que forma parte de su casa. Cada día recoge a más turistas que tienen la oportunidad de conocer a Berta y sus platos típicos. Alrededor, otros vecinos han podido generar otras actividades relacionadas con el turismo rural comunitario que les permiten obtener unos pequeños ingresos. Ahora, juntos, ofrecen a los turistas una experiencia vivencial irrepetible.

Ellas tres son mujeres que decidieron liderar un cambio en sus comunidades y un turismo diferente y vivencial que cada día se repite en más lugares, donde los turistas tienen la oportunidad de vivir momentos únicos .