↑ Blog

Diana ha cambiado el futuro de su familia

Diana ha cambiado el futuro de su familia

República Dominicana es un país caribeño, el cual se conoce en España, principalmente, como un lugar turístico. Está formado por 10,4 millones de habitantes y ha experimentado en los veinte últimos años uno de los crecimientos económicos más altos de la región latinoamericana. Sin embargo, al igual que en otros países de Latino América, su crecimiento no ha sido equitativo.

Más del 35% de la población vive en situación de pobreza

A pesar de este crecimiento y desarrollo, el 35,8% de la población vive en situación de pobreza y el 7,9% en pobreza extrema. Pero esta situación es más dura en algunas zonas rurales, donde más del 70% de la población es pobre.

Este era el caso de Diana Céspedes que es productora de banano en los Tramojos, en la Cooperativa Agrícola de Los Taínos. Ella tenía media hectárea de tierra, pero no tenía los recursos suficientes para poder cultivar su parcela.

Necesitaba herramientas y semillas para poder comenzar a cultivar y ser dueña de su propio futuro. Por ello, tras hablar con ella y ver cómo podía comercializar sus productos a través de un mercado justo, le hablamos del agrocrédito que estamos desarrollando junto ADOPEM.

El agrocrédito son microréditos adaptados a agricultores en zonas rurales con altos índices de pobreza para que puedan acceder a préstamos, sin caer en la usura. Los agricultores los invierten en abono, compra de semillas u otro tipo de herramientas que necesitan para poder cultivar.

Ahora las cosechas de banano de Diana tiene el certificado de comercio justo y orgánico, lo que le ha permitido obtener el sello GROBAL GAP, con el que pueden exportar sus productos. Su primer agrocrédito le dio los recursos para cultivar sus tierras y está, como ella cuenta, produciendo 103 cajas de banano que exportan a través de la cooperativa.

Diana ve el futuro de una forma diferente, ha pasado de ingresar 43 dólares al mes, a 453 dólares. Los beneficios que está obteniendo los quiere invertir en su familia: comprar un pequeño bote para que su hijo mayor pueda pescar y obtener unos ingresos y, además, ahorrar para en un futuro poder pagar la carrera universitaria de su hija.

El objetivo de estos microcréditos es que miles de familias, en situación vulnerable, puedan mejorar sus condiciones de vida, sin tener que abandonar sus casas y emigrar a las ciudades a través de una inclusión financiera que les permita invertir en su futuro. Pero es fundamental que los préstamos se adapten a sus necesidades y capacidad de devolución, según sus cosechas.