↑ Blog

Ante crisis globales, soluciones comunitarias

Hemos puesto punto final a un proyecto comunitario para reducir la desnutrición crónica en Guatemala. El proyecto ha sido financiado por la Generalitat Valenciana y puede contarse entre tantos hitos de la cooperación al desarrollo durante la pandemia del covid-19.

¿Cuál era el objetivo, cuando empezamos a trabajar? Mejorar las condiciones de vida y reducir la desnutrición crónica en el Corredor Seco de Guatemala, a través de una intervención integral. Parte del éxito consistiría en promover la participación comunitaria, la equidad y la cohesión social. El proyecto encajaba con nuestro método de trabajo, que otorga el protagonismo a las comunidades locales. En pleno trabajo conjunto, llegó la crisis del Covid-19, que menguó los ingresos de todos los participantes. Sin embargo, gracias a los profesionales encargados del proyecto y al carácter admirable de los habitantes de esta zona, se mantuvo viva la confianza, y hoy podemos decir que la pandemia ha hecho más resilientes a nuestros equipos y a las comunidades implicadas en el proyecto.

Estos son algunos de los resultados:

Las comunidades rurales han constituido 24 grupos de ahorro y crédito, para impulsar sus propios emprendimientos siguiendo la metodología Entretodos. Ha habido 293 participantes (222 mujeres, 71 hombres). Otro dato revelador: el 80% de los miembros de las juntas directivas de los grupos de ahorro y créditos son mujeres.

Los ahorros y préstamos han sido de especial utilidad durante el estado de alarma, para la adquisición de alimentos, y también para la reactivación económica. La gran noticia es precisamente que el 85% de los microcréditos se destinan a actividades productivas o generadoras de ingresos.

Para la reactivación económica se intensificó la asistencia técnica y apoyo en insumos bajo la metodología de fondos revolventes y más el uso de ahorros y prestamos, por lo menos 120 familias iniciaran un micro emprendimiento. A la fecha están en desarrollo 12 pequeños negocios:

  1. Producción y venta de pollo de engorde
  2. Producción y venta de huevos
  3. Producción y venta de tilapia (peces)
  4. Crianza y venta de cerdos criollos
  5. Elaboración y venta de cloro artesanal
  6. Elaboración de concentrados para pollos
  7. Elaboración y venta de velas y candelas
  8. Panadería artesanal
  9. Tiendas
  10. Molino de maíz
  11. Venta de granos básicos
  12. Elaboración de artesanías de bambú

CODESPA generó importantes alianzas con organizaciones, como la secretaría de obras sociales de la esposa del presidente (SOSEP), el Instituto Técnico de Capacitación (Intecap), la cooperación taiwanesa, Cáritas arquidiocesanas, que brindaron apoyo técnico.

Gracias a los fondos de la Generalitat Valenciana, un consultor especialista en emprendimientos les orientó en la elaboración de planes de negocios. El proyecto incluyó la vinculación de 56 familias a una cadena de valor identificada: el loroco. Han aprendido la producción y la gestión empresarial de ese producto y han sido vinculados a una empresa guatemalteca que lidera la cadena de valor de este cultivo.

Ahora decenas de familias en Chiquimula, con niños menores de 5 años, han incrementado sus ingresos. Y, sobre todo, ahora tienen los medios para buscar su prosperidad mediante el ahorro, los préstamos y el emprendimiento, sin depender de apoyos externos.

Estos son los nombres de las comunidades del departamento de Chiquimula con las que hemos trabajado en estos dos años: El Sauce, San Miguel, Las Flores, La Palmilla, Plan del Jocote, Agua Fría, El Cedral, La Ceiba, Tasharjá Arriba, El Cerrón. Para todas ellas, aunque el proyecto haya terminado, esta fecha es un “punto y seguido”. Enhorabuena y gracias.

Contenido relacionado: