↑ Blog

Educación financiera para construir un futuro mejor en Ecuador

Educación financiera para construir un futuro mejor en Ecuador

La formación se antoja fundamental en el proceso de salir adelante, adquirir conocimientos útiles para después ponerlos en práctica de la manera más eficiente y productiva. Desde principios de año, hemos puesto en marcha un programa de educación financiera familiar, en colaboración con la Fundación CRISFE, destinado a zonas rurales y urbanas marginales en distintas provincias de Ecuador: Cotopaxi, Chimborazo, Sucumbíos, Imbabura, Esmeraldas y Pichincha. Todos esos territorios reciben dichas enseñanzas como cimientos para seguir construyendo su futuro.

Tener conocimientos sobre economía es importante en la sociedad y el mundo en el que nos encontramos, por eso debe focalizarse el manejo en este tipo de temas si se quiere emprender o, simplemente, trabajar. Los cursos mencionados forman, asesoran e informan para fortalecer las capacidades de los alumnos en la gestión de las finanzas personales, familiares y asociativas junto con la aplicación de las herramientas y metodologías participativas de CRISFE. Los destinatarios para recibir los conocimientos en estos talleres son familias de productores miembros de cadenas productivas, socios de cajas de ahorro y cooperativas de ahorro y crédito, con cuatro horas diarias durante dos días bajo la modalidad presencial en cada una de ellas.

Los contenidos se dividen en cinco módulos

Para asimilar mejor la información, los cursos se ramifican en cinco partes, siendo el primero de ellos “Organizo mi presupuesto familiar”, cuyo principal objetivo es enseñar a elaborar un presupuesto familiar, ayudar a analizar los ingresos y gastos que se deben hacer de manera responsable. A continuación se inicia el segundo módulo bajo el título “Somos una familia que ahorra”, consistente en alcanzar metas de manera planificada y realista mediante el ahorro. Es posible. El cumplimiento de ello conllevaría una mejora en las condiciones de vida.

El tercer bloque de conocimientos lleva por nombre “Crédito, una herramienta para la vida” y versa sobre el endeudamiento responsable, es decir, mirar al crédito como una herramienta necesaria para la vida porque permite invertir en bienes o servicios. Una mirada a largo plazo para sacar el mayor rendimiento posible. En cuarto lugar encontramos “Cuidar el patrimonio familiar”, con especial hincapié en utilizar las inversiones y seguros para cuidar, mantener e incrementar el patrimonio familiar, uno de los mayores tesoros de las comunidades de las que hablamos. Por último, “Aprendí a cuidar mi bienestar financiero” es el último módulo de los cursos, lo que permite conocer el funcionamiento del sistema financiero nacional, tipos de productos, servicios y los derechos que nos asisten. Se trata de un programa amplio y eficiente.

Pero los alumnos no sólo reciben información y conocimientos, también material lúdico y un certificado de participación una vez hayan finalizado los talleres. Después de cuatro meses de impartición son ya 326 estudiantes los que se sienten capacitados en estas formaciones, con una mayor participación de mujeres (65%) que de hombres (35%). La previsión es que se llegue al menos al millar de familias atendidas antes de que finalice el año.

La educación y la formación son parte fundamentales de nuestras vidas. Economía familiar, una profesión y otros cientos de aspectos que se presentan como fundamentales en nuestro día a día, para lograr ser independientes económica y socialmente.

Si tú piensas como nosotros, dona y conviértete en esa primera oportunidad que los más vulnerables necesitan.