↑ Blog

Entregamos los primeros kits de apicultura a las artesanas de la miel

Entregamos los primeros kits de apicultura a las artesanas de la miel

Actualmente hay más personas escolarizadas que en cualquier otra época de la historia. Muchos datos y contextos demuestran que esto, la educación y formación, son claves para el desarrollo de un país. Sin embargo, también son importantes para el desarrollo personal de las personas.

La educación y formación te ayudan a hacer frente a los años que vienen. Acceder a un trabajo digno, poder pensar libremente o lograr tu independencia social y económicamente, no serían posibles sin ellos. Pero no porque ellos te lo den directamente, se debe a que son fundamentales para poder alcanzar otros aspectos que te permiten desarrollarte y tener una vida de calidad. E incluso en contextos de pobreza, una formación que te enseñe una profesión puede ayudarte a insertarte en esa sociedad de la que no te sentías parte y a ayudar a tus familias y a tu propia comunidad, a salir de la pobreza.

La apicultura para salir de la pobreza en el Plateau de Bateke

Plateau de Bateke se encuentra a unos 140km de Kinshasa. Capital de R.D. del Congo, es una de las consideradas peores ciudades del mundo para nacer mujer. En esta ciudad y país, la violencia y las barreras ante las que se encuentran las mujeres son constantes. Con unos índices de pobreza muy elevados, el 71% de la población vive con menos de 1 USD al día y solo el 20% de las personas que asisten a la escuela son niñas.

Y esta terrible barrera, les ‘persigue’ toda su vida. Aprende a leer o escribir resulta fundamental para acceder a servicios como un microcrédito o incluso firmar un contrato en unas condiciones dignas, barreras que se extienden en actos tan cotidianos para nosotros como comprar la comida o leer un boleto electoral.

Desde CODESPA, estamos trabajando desde hace dos años, con las mujeres de las comunidades más vulnerables de Plateau de Bateke. Les estamos ofreciendo formación con el objetivo de que puedan encontrar un trabajo digno a través de la apicultura. Se organizan en cooperativas, aprenden y transmiten lo aprendido entre ellas. En estos meses de trabajo hemos visto como surgen mujeres líderes que están luchando porque sus voces sean escuchadas y tomen el papel que les corresponde en sus hogares y comunidades.

El objetivo es que estas artesanas puedan, a través de las cooperativas, vender su miel ya embotellada a la capital. Por ello, también estamos trabajando que existan empresas que acudan desde la capital a comprar sus productos en condiciones justas.

Sin embargo, estas 120 mujeres también necesitan las herramientas necesarias para llevar a cabo su trabajo. Por eso, les acabamos de entregar su primeros kits de apicultura. Escafandra, botas, herramientas para el trabajo en colmenas, entre otros, fueron parte del kit que les entregamos.

Orgullosas de comenzar a ver hecho realidad su sueño y empezar a desarrollar una profesión con la que poder salir de la pobreza, cantaban y celebraban que recibían cada kit.

Ser parte y testigos de cómo esto que comenzó como un sueño para ellas, se está haciendo realidad, nos hace sentirnos muy orgullosos de ellas. Sin embargo, para que no solo sean 120 mujeres, para poder llegar más lejos y que ellas tengan la ayuda que necesitan, te necesitamos a ti. Si puedes, dona y conviértete en la oportunidad que ellas necesitan.