↑ Blog

Fundación Mirja Sachs nos apoya en la reducción de la brecha digital infantil en República Dominicana

Fundación Mirja Sachs nos apoya en la reducción de la brecha digital infantil en República Dominicana

Hoy viajamos hasta Sabana Perdida, un barrio urba-marginal que pertenece al municipio de Santo Domingo, en República Dominicana. Tiene una extensión de 92,30 kilómetros cuadrados, 78 barrios y 17 urbanizaciones.Viven alrededor de 125.000 habitantes y según el censo de 2010, los niveles de pobreza llegaban al 35,5%. Un lugar donde el nivel de desempleo ronda el 29%, el sector informal representa el 33% y en el 27% de los hogares la responsabilidad de la familia recae en madres solteras.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la población de esta zona es la falta de acceso a una educación de calidad debido a la carencia de escuelas públicas. Solo las familias que tienen ingresos suficientes pueden llevar a sus hijos a centros educativos privados. Esto hace que muchos niños de familias de escasos recursos tengan que abandonar la escuela para buscar empleos y ayudar a sus familias; y los pocos que pueden asistir, se enfrentan a la ausencia de sus padres en el proceso educativo que genera desmotivación, falta de interés y aumenta el riesgo social de estos niños.

A esto se une que, debido a las precariedades económicas de las familias que viven en Sabana Perdida, los niños tienen un acceso limitados a las tecnologías de la información. No pueden acceder ni usar las herramientas tecnológicas, lo que está generando desigualdad de oportunidades. Sin acceso a la tecnología, es más difícil poder generar nuevos conocimientos. En República Dominicana, sólo el 30% de los hogares tiene ordenador y en el caso de las áreas más pobres, solo el 5,8%.

Para garantizar el acceso a educación básica a niños en edades comprendidas entre 5 y 16 años en esta zona, hemos desarrollado un proyecto de escolarización infantil desde el año 2003 hasta el año 2015. A través de este programa, 410 niños pudieron ir a la escuela a través de unas becas. Ahora, es necesario apoyar a los niños para que puedan reducir la brecha digital que tienen.

Fundación Mirja Sachs nos va a apoyar con la aportación de 30.000 € en un nuevo proyecto que tiene el objetivo de instalar un laboratorio de informática para que 250 niños del Centro Educativo Prof. Lucía Vásquez, puedan tener acceso a las tecnologías de la información. Se adquirirán equipos informáticos, escritorios y mobiliaria. También se climatizará la sala donde va a ser instalado el laboratorio, entre otras cosas. Por otro lado, se realizarán jornadas de formación para que otros niños de la comunidad puedan recibir formación en esta área. El objetivo final es poder reducir la brecha digital a la que se enfrentan se enfrentan.

Gracias a Fundación Mirka Sachs por confiar en nosotros y apoyarnos en dar oportunidades a aquellos que no la tienen.