↑ Blog

Los microseguros, un ejemplo de negocio inclusivo que protege a los más vulnerables

Los microseguros, un ejemplo de negocio inclusivo que protege a los más vulnerables

La organización International World Business Council for Sustainable Development estima que más del 85% de la población mundial vivirá en países en desarrollo en 2050. Estos países engloban a más de 4.000 millones de personas que si bien disponen de unos ingresos anuales inferiores a 3.000 dólares, están dispuestos a destinar parte de su renta a satisfacer sus necesidades en materia de alimentación, acceso a agua y saneamiento, energía, etc. Esta población representa un enorme mercado desatendido y nos lleva a plantearnos si es posible desarrollar productos y servicios adaptados que respondan de manera sostenible a las necesidades de los más vulnerables.

La respuesta a esta pregunta está en los negocios inclusivos . Y dentro de este tipo de negocios, se encuentran los microseguros, un negocio menos conocido que la pionera industria microfinanciera, pero con enorme potencial.

¿Qué son los microseguros?

De los 4.000 millones de personas que conforman la base de la pirámide, sólo 10 millones acceden a microseguros. Según datos del Lloyd’s Risk Insight, se trata de un mercado potencial que se sitúa entre 1.500 y 3.000 millones de pólizas. Los microseguros pueden definirse, de manera simplificada, como seguros adaptados a población de bajos ingresos de las economías en desarrollo. Este tipo de seguros surgieron en la década de los noventa cuando la Organización Internacional del Trabajo (OIT) empezó a colocar pólizas de bajo coste, para el cliente, para incluir financieramente a la población de bajos ingresos en el mundo de los seguros.

Los microseguros son la puerta de entrada de muchos sectores de la población al mundo de la protección pero, en especial, para los segmentos de bajos recursos es una manera sencilla y a su alcance de protegerse.

Pero, ¿qué tipo de riesgos cubren los microseguros? Actualmente este tipo de seguros cubren fundamentalmente emergencias médicas o decesos, pero comienzan a abarcar un abanico mayor de imprevistos. Así, entre las principales coberturas que ofrecen están los gastos funerarios, la liquidación del saldo de algún crédito o la ayuda para padecimientos específicos, por ejemplo, cáncer. Entre los microseguros más comunes se encuentran: el seguro de vida y préstamos; el seguro temporal de vida o accidentes; el seguro de vida y ahorro; el seguro de salud (probablemente el más demandado por los hogares); el seguro sobre la propiedad; y el seguro agrícola, que resulta especialmente importante para los agricultores más vulnerables.

A pesar del potencial de los microseguros, éstos representan aún un mercado limitado en el panorama global de los seguros. Por ejemplo, En 2013 en América Latina, representaban tan solo el 0,5% de las pólizas contratadas. En el caso de África, a pesar de que se ha experimentado un crecimiento del 63% entre 2011 y 2014, existen un 1,2% de microseguros del total de las pólizas.

¿Por qué los microseguros son importantes en la lucha contra la pobreza?

Ser pobre significa al mismo tiempo ser vulnerable. Los pobres tienen la mayor exposición al riesgo: una enfermedad, una muerte, un accidente, etc. puede agudizar su nivel de pobreza de manera extrema. En ausencia de mecanismos de protección, deben acudir a amigos, prestamistas, a la venta de sus limitados bienes, su ganado, sus equipos de trabajo; lo que les dificulta aún más la salida de la pobreza.

Los microseguros, con cuotas adaptadas a su capacidad de pago, permiten que las personas en situación de pobreza, vean reducida su vulnerabilidad y, por tanto, tengan menor probabilidad de agudizar su situación frente a acontecimientos adversos.

Un ejemplo práctico: Microseguro 3×1

Desde Banco ADOPEM y CODESPA decidimos desarrollar un microseguro para los receptores de remesas en la zona sur de la República Dominicana. Son familias de escasos recursos que, en su mayoría, desarrollan alguna actividad en el sector microempresarial, dentro del ámbito de la economía informal.

Buscábamos que fuera un producto completo, ágil, fácil y accesible; condiciones imprescindibles para este nicho de mercado, que aseguran el impacto en la mejora de su calidad de vida y de la lucha contra la pobreza, a la vez que contribuyen a lograr una alta aceptación del producto. Entre los actores involucrados en el proyecto, logramos diseñar un producto muy atractivo para el cliente con el que, con una inversión de una mínima parte de la remesa o de efectivo, se podía mejorar mucho la calidad de vida del cliente, de su familia y proveerle de altos beneficios y tranquilidad. El producto Microseguro 3×1 se trata de un microseguro de vida, accidentes y últimos gastos y un préstamo para creación de empresas. Con un precio de sólo 4 euros anuales se proporcionaba una cobertura de casi 1.000 euros, reduciendo de forma significativa la vulnerabilidad a la que se enfrentan las personas de escasos recursos en República Dominicana. Todo tipo de cliente en edades de entre 18 a 66 años y una edad máxima de permanencia de 75 años.

En la actualidad aseguradoras locales brindan el servicio del seguro, vendiendo 2.000 pólizas mensuales.

Si quieres más información sobre el caso del ‘Microseguro 3×1’ pincha aquí.

 

 

 

* Photo by Laura Aziz on Unsplash