↑ Blog

Martha “La mayor dificultad que tengo es la falta de dinero para sobrevivir el día a día”

Martha “La mayor dificultad que tengo es la falta de dinero para sobrevivir el día a día”

“Yo nací aquí en Panhorna. El principal problema que tenemos es la falta de dinero. A pesar de que luchamos nos hace falta dinero. Lo que yo deseo es montar mi propio negocio, un comedor y realizar el negocio de compra y venta de güipiles (artesanías textiles). Pero, sobre todo, quiero que mi hijo siga estudiando. Me gustaría que fuera ingeniero o licenciado, porque el trabajo que nosotros hacemos es muy pesado y con pocos ingresos. Yo quiero que la vida de mi hijo sea diferente. Si uno no busca y no sale, no tiene oportunidad de nada”.

Martha tiene 32 años, hace ya 9 años nació su hijo y viven en Ata Verapaz, en Guatemala. Vive en una zona en la que la población vive con bajos niveles de ingreso debido a la falta de empleo, una alta tasa de analfabetismo y una elevada vulnerabilidad a los fenómenos climáticos de la agricultura, la principal actividad productiva de estas zonas. El 60% de las familias no tienen la capacidad de adquirir una alimentación mínima, sana y nutritiva.

¿Cómo las microfinanzas pueden ayudarle?

Las mujeres son las responsables de la nutrición, la salud y la educación de su familia, pero no tienen los recursos económicos para satisfacer las necesidades mínimas de sus hijos.

“Mi vida siempre ha sido luchar para ayudar a mi familia. La mayor dificultad que tengo es la falta de dinero para sobrevivir el día a día” nos cuenta Martha.

Las mujeres en las zonas rurales producen objetos tradicionales para el uso diario como son telas artesanales, cestas, artesanías o comida casera. Estos productos se venden a nivel comunitario y no tienen la calidad suficiente para ser vendidos en otros mercados. Su exclusión financiera hace que no puedan invertir para mejorar la calidad de sus productos y así poder acceder a nuevos mercados.

La abuela de Martha pertenecía a un grupo de ahorro y crédito y animó a Martha a que se uniera a uno de ellos. Los grupos de ahorro y crédito son grupos de personas formados para aportar una cantidad de dinero periódicamente y, con ello, conformar un fondo común para otorgarse préstamos entre sus propios integrantes. A través de la autogestión de esta tipología de de las microfinanzas, las personas pueden ayudarse entre ellas.

Martha entró a formar parte de uno grupo de ahorro y crédito y gracias a eso pudo comprar un pequeño terreno e inició una nueva actividad productiva, la crianza de aves de corral. Martha está muy contenta de haber entrado en este grupo: “Mi familia se ha beneficiado de mi participación en este grupo. Ahora ayudo con los gastos dela casa y, a veces, el préstamo que pido es para cubrir algún imprevisto que se presenta como enfermedades de mis hijos o de alguien de la familia. Me levanto a las 4 de la mañana y preparo el desayuno. Mi esposo sale muy temprano a trabajar. Después me encargo de mi hijo que se va a la escuela. Luego, como estoy vendiendo tortillas, me dedico a hacer todo lo necesario para prepararlas. Por la tarde vendo almuerzos pero no siempre puedo ya que también tengo que atender mi casa. Por la noche lavo la ropa y dejo todo listo para el día siguiente”.

Estos grupos, denominados como EntreTODOS, suponen una oportunidad para toda la comunidad como dice Martha: “Las personas de la comunidad están contentos de formar parte del grupo porque algunos ya han podido emprender, montando un pequeño negocio y, además, empiezan a ahorrar”.

Cooperativas de ahorro y crédito en Guatemala

Desde CODESPA les estamos apoyando en unirse en los grupos de ahorro y crédito. De esta forma, a través de las mcirofinanzas, pueden manejar sus recursos financieros, constituyen un propio capital de ahorro y acceden a microcréditos de un fondo social común, gestionado por ellos mismos. Además, se les ofrece capacitación y formación para que puedan cubrir sus necesidades básicas a través de la generación de nuevos ingresos económicos, a través de diferentes actividades productivas (profesiones).

Tú puedes convertirte en la oportunidad que mujeres como Martha necesita, dona.