↑ Blog

3 razones por las que invertir en microempresarios es invertir en cambiar el mundo

3 razones por las que invertir en microempresarios es invertir en cambiar el mundo

¿Alguna vez te has preguntado cómo la fruta que comes o el pantalón que te pones llega a ti? Además de estos, otros muchos servicios y productos solo pueden llegar a nuestras manos gracias a cientos de empresarios, grandes y pequeños, que forman parte de una cadena que logra que podamos satisfacer nuestras necesidades.

Sus ideas innovadoras, sus ganas de emprender e iniciar nuevos proyectos, no solo tienen un impacto en ellos, también en todos nosotros, como consumidores, empleados o proveedores. Pequeños proyectos que motivan a otras personas a seguir sus pasos, que se hacen grandes y en muchas ocasiones solucionan problemas y terminan ofreciéndonos servicios que, sin ellos, ahora no sabríamos vivir.

Y los microempresarios no son tan diferentes. Ellos significan lo mismo para sus comunidades, les solucionan problemas y ayudan a su desarrollo económico y social, satisfaciendo muchas de las necesidades que tienen. Un microempresario se suele encontrar en los países en desarrollo, con niveles de ingresos inferiores a 2USD al día. No aparecen en periódicos, ni revistas de negocio, pero todos los días se levantan con el mismo sueño, que su pequeño emprendimiento también ayude a cambiar el mundo.

Sí, no podemos engañarnos, su principal motivación es la de lograr unos ingresos que les permitan superar la situación de pobreza en la que viven y mejorar sus condiciones de vida, pero ¿te imaginas que significan para sus comunidades?

Te contamos por qué apostamos por los microempresarios

Desde CODESPA, creemos que apostando por los microemprendimientos, ya sea en zonas rurales o en una ciudad, estamos creando un impacto que permanecerá en el tiempo y ayudará a toda la comunidad creando un tejido económico que favorezca su desarrollo. Pero tratemos de poner esta ‘frase en papel y de una forma más palpable:

  1. Ayudan a crear puestos de trabajo e incrementar los ingresos de las personas que forman parte de la comunidad y que también viven en situación de pobreza extrema. En muchas ocasiones hemos sido testigos, por ejemplo, a través de emprendimientos de turismo rural comunitario, como una pequeña posada impulsaba otros emprendimientos.
  2. Acceso a servicios y productos que de otra forma no podrían tener. Desde semillas mejoradas producidas por pequeños agricultores, que a sus vecinos les ayudan a mejorar sus cosechas y a luchar contra el hambre; o pequeños microemprearios que aprenden a construir letrinas higiénicas y comienzan a distribuirlas entre sus vecinos, para disminuir enfermedades como la diarrea entre los más pequeños de la comunidad.
  3. Se convierten en ejemplo y ‘héroes’ para sus propias comunidades. Al igual que cualquier emprendedor son personas con más inquietudes, impulsados por sus ideas. Nosotros solo tratamos de apoyarles, mejorar sus procesos. En países como República Democrática del Congo vemos como mujeres, que les denominamos artesanas de la miel, comenzaron a producir miel y fueron el ejemplo para otras muchas. Comienzan 3 o 4 mujeres y a través de su ejemplo, llegaremos a ser más de 100.

No nos da vergüenza decirlo, para nosotros estos microempresarios también son héroes. Mujeres y hombres, que a pesar de sus complejas situaciones deciden lanzarse hacia delante. Como hemos dicho anteriormente, ellos también lo hacen para mejorar sus condiciones de vida, pero cuando les cuentas el impacto que pueden llegar a tener entre sus vecinos, su fuerza y su pasión por lograrlo, aumentan. Y tú, ¿te imaginabas que un microempresario era también todo esto?