↑ Blog

El turismo de convenciones, eventos y reuniones como oportunidad de desarrollo

El turismo de convenciones, eventos y reuniones como oportunidad de desarrollo

Perú tiene lugares mágicos en los que poder disfrutar de la naturaleza, la cultura indígena y la gastronomía local. Cusco es un lugar donde se celebran diversos eventos y convenciones. Una zona donde viven poblaciones indígenas vulnerables que veían como no podían insertarse en este sector turístico de forma que pudieran conseguir unos ingresos para mejorar sus condiciones de vida.

Esto es, precisamente, lo que hemos impulsado desde CODESPA, con el apoyo de la Unión Europea. Hemos desarrollado un mercado de servicios culturales nativos para el sector turístico de convenciones en Cusco. Para ello, hemos consolidado las redes ya existentes dando una oportunidad de empleo a poblaciones campesinas que viven en situación de pobreza.

El pasado viernes 16 de junio celebramos un evento en Cusco en el que pudimos compartir la experiencia de este proyecto. Asistieron representantes locales del sector privado, del sector público, de entidades de turismo del gobierno central y especialistas internacionales.

En este acto se difundieron y compartieron los resultados y lecciones aprendidas del proyecto, se promovió la organización del mercado regional de este tipo de turismo y se animó a la participación de MINCETUR y PROMPERU para impulsar el mercado local incluyendo a las comunidades altoandinas.

La Región del Cusco, ubicada en la zona sur-oriental de Perú, está conformada por trece provincias. El proyecto se llevó a cabo en Calca y Urubamba que concentraban 122.155 personas (más de la mitad de ellos se ubicaban en las zonas rurales alto andinas).

El 18% de la población se dedica a la actividad agrícola y pecuaria de subsistencia, viviendo en situación de pobreza extrema. Además, vimos un escaso desarrollo educativo con niveles bajos de escolarización. El 17.22% de su población no accedía a la educación básica y solo el 45.37% había logrado concluir sus estudios primarios. Gran porcentaje de esta población tiene como lengua materna el idioma quechua, la lengua de sus ancestros y presentaban dificultades para comunicarse con los actores del turismo regional que utilizan el español y el inglés para sus transacciones comerciales.

Cusco recibe cada año 1.600.000 turistas que llegan al país atraídos por la arqueología y la cultura viva existente en el Valle Sagrado. Tiene entre sus atractivos el Sitio Arqueológico de Machu Picchu, que se ha convertido en el ícono turístico del Perú. Un estudio de mercado realizado el año 2011, identificó que 32 de cada cien visitantes de la región Cusco estaba interesado en realizar actividades culturales y conocer el patrimonio típico de las comunidades nativas.

El turismo de convenciones es un sector de crecimento en Perú y especialmente en Cusco. Muchos turistas llegaban a la zona del proyecto movilizados por eventos y reuniones. Era un sector potencial que se caracterizaba por su elevada capacidad de gasto y por tener una estancia media en Cusco de cuatro días, lo que generaba una elevada demanda de actividades complementarias a realizar antes, durante y después de los eventos.

Ante esta realidad y estas oportunidades surgió este proyecto. El objetivo ha sido contribuir a la revalorización del patrimonio cultural de las comunidades alto andinas de Cusco para incluir a estas poblaciones y que puedan conseguir su desarrollo socioeconómico; poniendo especial énfasis en la participación de la mujer. Hemos llegado a nueve comunidades de la red “La Tierra de los Yachaqs”, procedentes del Valle Sagrado de los Incas.

Para ello se ha trabajado en diferentes áreas. Por un lado, hemos identificado los productos gastronómicos, artísticos y culturales de las comunidades y los hemos adaptado a los estándares de calidad exigidos por el sector turístico. Siempre respetando la autenticidad de sus productos, hemos conseguido adecuarlos a la demanda del mercado. Así se creó MUNAKUY que significa “querer” que ofrecía servicios culturales nativos para los eventos y convenciones en gastronomía, souvenirs y artes escénicas.

La Asociación Tierra de los Yachaqs es la encargada de ofrecer estos servicios. También les hemos ayudado a fortalecer su capacidad de gestión para que puedan, poco a poco, ir ganando independencia y ser sostenibles. Esta asociación ha aumentado sus ingresos en un 8% mensual.

También se les ha ofrecido formación en gastronomía, atención al cliente, organización de eventos y animación cultural a 133 personas de las que el 66% son mujeres. De esta forma, la mujer empieza a tener un rol más importante en la economía familiar, impulsando el desarrollo de sus comunidades.

Por último, hemos hecho una labor de acercar a las comunidades y a las empresas turísticas para que establezcan vinculaciones comerciales. 32 empresas e instituciones del sector privado de Cusco vinculadas a la organización y realización de eventos y convenciones, se han interesado en contratar los productos y servicios culturales de la Tierra de los Yachaqs.

Un proyecto a través del cual se han conseguido grandes cosas pero que todavía se enfrenta a enormes desafíos. Se necesita seguir invirtiendo en la formación de estas comunidades para que puedan ofrecer productos de calidad y así conseguir más ingresos que les permitan salir de su situación de pobreza.