↑ Blog

¿Cómo se toca un pututo?

¿Cómo se toca un pututo?

El pututo es un instrumento de aire tradicional de los Andes que en sus orígenes se fabricaba con una caracola marina de gran tamaño, generando un sonido muy fuerte. De ahí que sea más común en las zonas más de costa, aunque en el interior se empezó a popularizar, haciéndolos a base de cerámica.

Tradicionalmente el uso del pututo tenía lugar cuando se convocaban reuniones especiales y eventos importantes o cuando se anunciaba la llegada de alguien importante como un sacerdote, un jefe militar, etc. Aunque también es cierto que se utilizaba para hacer un llamamiento ante situaciones de emergencia.

Pero aunque puede parecer muy fácil de ejecutar, tocar un pututo requiere de una gran destreza por parte de los pututeros.

Lo primero que tienen que hacer es colocar la caracola cerca de los labios y sobre el pequeño orificio que hay, soplar con un poco de fuerza, no demasiada, para producir un vibrante sonido que será, además, muy intenso.

Además, para tocar un pututo hay que esperar que éste tenga entre 50 o 70 años, es el tiempo en el que esa caracola ya es considerada instrumento musical.

Y fabricar el pututo, que originariamente se llamaba pututu, requiere también de destreza. Se le tiene que realizar el orificio en la parte desde la que se va a soplar. Generalmente se hacía con madera y caña pero hoy día se utilizan diversos materiales como puede ser el plástico o el metal.

En su evolución, los pututos han ganado en belleza, pues hoy día se adornan con diversas piedras, conchas de colores o grabando motivos ceremoniales. Y en la actualidad, están sirviendo para revitalizar el turismo más tradicional de la zona, recuperando el valor de las costumbres andinas.

Turismo Rural Comunitario en Perú

Escuchar este instrumento es una experiencia que no olvidarás y vivirla haciendo un turismo diferente y solidario.

Desde CODESPA fomentamos este tipo de turismo, el turismo rural comunitario. Una alternativa al turismo tradicional que permite preservar la identidad cultural y revalorizar el patrimonio al mismo tiempo que se convierte en herramienta de lucha contra la pobreza, para la misma comunidad que lo desarrolla.