↑ Blog

Dolores de Filipinas: “Ahora podemos pagar el agua y la electricidad”

Dolores equipo de rescate

Dolores M. Cabuhat vive en la municipalidad de Esperanza, en Agusán del Sur, en Filipinas. ¿Cómo es el lugar en el que vive? Esperanza es un municipio donde convergen diferentes ríos y en el que las inundaciones son muy frecuentes. Esto se une a que también hay épocas de sequías, por lo que la población siempre tiene que estar preparada para los imprevistos metereológicos a los que se enfrentan.

Dolores vivía en una situación de inestabilidad ya que a estos imprevistos meterológicos, se unía los bajos ingresos que tiene su familia. Es madre de cuatro hijos y su marido es carpintero. No tenían unos ingresos estables. Ella vio la necesidad de adquirir las capacidades para saber enfrentarse a situaciones de emergencia para que tanto su familia como su comunidad pudieran salir adelante.

“El proyecto de CODESPA cambió mi vida. Después de recibir formación sobre primeros auxilios, he sabido enfrentarme a cuatro casos de emergencia. De estos cuatro casos de emergencia, en tres de ellos hubo heridos y apliqué mis conocimientos de primeros auxilios. Gracias a esta formación, me convertí en miembro del equipo de emergencia de barangay Cubo. Ahora soy policía de este barangay. Para mí es un honor ya que la comunidad tiene a alguien a quien acudir cuando hay una emergencia. Y, mi familia, ha visto una gran mejora. Han aumentado nuestros ingresos y ahora podemos pagar nuestras facturas de agua y electricidad”.

Dolores recuerda cómo fue su infancia. Tuvo que dejar los estudios porque los ingresos de sus padres no eran suficientes. Ella quiere que sus hijos tengan la oportunidad de estudiar y tener un futuro mejor.

“Como madre tengo la responsabilidad de gestionar el dinero de mi familia para poder satisfacer nuestra necesidades diarias. Aunque vivimos en esta situación de inestabilidad y falta de recursos, nuestra familia es feliz y vemos el futuro con optimismo. Quiero que mis hijos terminen sus estudios hasta la Universidad. Mi trabajo como policía me ayuda a darles esta oportunidad a mis hijos. También ayudo a mi comunidad en momentos de emergencia”.

La formación como herramienta para prevenir los riesgos

Barangay Cubo es uno de los lugares más remotos de los barangays de Esperanza. La mayoría de la población depende del cultivo de arroz y de maíz. Se enfrentan a fenómenos climatológicos con enormes consecuencias en su vida. Entre los meses de enero y febrero suelen sufrir inundaciones, perdiendo sus cosechas. En cambio, en agosto y septiembre llega la sequía y no pueden cosechar.

Las familias vivían como una economía de subsistencia sin poder garantizar el acceso a una alimentación básica. Ahora, gracias al proyecto que estamos llevando a cabo, algunos miembros de este barangay, como Dolores, han recibido una formación que les permite gestionar mejor los momentos de emergencia. Esto les ayuda a tener una mejor capacidad de recuperarse.

Equipo de rescate

Desde CODESPA hemos realizado formaciones parar prepararlos y prevenirlos de los riesgos a nivel de comunidad. En este sentido, hemos diseñado un mapa de riesgos, hemos formulado políticas específicas de actuación y hemos realizado simulacros donde han podido poner en práctica todo lo aprendido.

También hemos trabajado a nivel familia a través de la elaboración del Plan de Preparación para cada Hogar. Esto ha consistido en capacitar a grupos de formadores que han ayudado a las familias a organizarse para estar preparados para actuar en caso de un desastre natural. Cada miembro asume un rol y una serie de responsabilidades en situación de emergencia, de manera que todos los miembros saben qué hacer. Su trabajo coordinado y unido permite a la familia protegerse y estar preparada, sabiendo cómo evacuar y priorizar (por ejemplo, preparando medicinas, comida y agua).

Por otro lado, en el marco del proyecto, también estamos apoyando a las familias para que impulsen la producción de verduras como otro medio de vida. Esto les permite obtener más ingresos para que puedan mantenerse en los momentos que tengan pérdidas por los fenómenos climatológicos.


Comentarios