↑ Blog

El mundo a dos velocidades. Datos de la pobreza en el mundo

Datos de pobreza

Cada 17 de octubre, tiene lugar el día internacional para la erradicación de la pobreza. Ese es el objetivo por el que trabajamos todos los días, con todos nuestros recursos, incluida la investigación y el análisis. El informe Crecimiento inclusivo. En busca de una prosperidad compartida recoge datos actuales sobre la pobreza en el mundo.


La pobreza sigue siendo uno de los mayores problemas de la humanidad. En el año 2019, la población mundial total ascendía a 7.713 millones de personas, de las cuales 1.300 millones eran pobres, según el Índice de Pobreza Multidimensional (pdf) elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). India encabeza el ranking de número de pobres entre sus habitantes, seguido de Nigeria, Etiopía, Pakistán, Bangladesh y República Democrática del Congo.

Además de pobreza existe también desigualdad. Según el Credit Suisse Research Institute, en 2019, el 1 % de la población mundial más afortunada disponía prácticamente de la mitad de la riqueza global, mientras que el 56 % de la población apenas se repartía un 1,8 %. Otra forma de conocer esta situación: 2.153 multimillonarios tenían más riqueza que 4.600 millones de personas”, según los estudios de Oxfam para ese mismo año.

A nivel global, la desigualdad ha disminuido, estrechándose la brecha entre las economías en vías de desarrollo y los países de mayor riqueza. Sin embargo, según McKinsey Global Institute, la desigualdad de la riqueza, medida por el cociente entre la riqueza media y la típica (mediana), ha crecido en dos tercios en los países de la OCDE desde el año 2000. El economista y académico francés Thomas Piketty, uno de los más influyentes en la actualidad, ahonda en este argumento en su última obra, Capital e ideología: “El aumento de las desigualdades es, junto al cambio climático, uno de los principales retos a los que se enfrenta el planeta a comienzos del siglo XXI”.

¿Qué está ocurriendo entonces para que coexistan estas dos velocidades?

“Un grupo importante de países en desarrollo lograron aumentar su PIB per cápita a un ritmo dos veces superior al de los países ricos. Y lo que es más importante, a pesar del crecimiento demográfico, también redujeron tanto el número como la proporción de sus habitantes que vivían en pobreza extrema”, explicaba en 2018 Ernesto Zedillo, director del Yale Center for the Study of Globalization y expresidente de México en un artículo (pdf) para Open Mind de BBVA.

El crecimiento económico de potencias emergentes como China, Brasil e India en las últimas décadas ha dado como fruto una disminución de la pobreza absoluta y la aparición de una nueva clase media. De ahí los logros globales. Pero del mismo modo que la pobreza no ha desaparecido, tampoco lo ha hecho la desigualdad. De hecho, se ha abierto paso cada vez más.

Los fallos de la globalización y del ‘crecimiento por el crecimiento’ se pusieron en evidencia en 2008 con el colapso del mercado de las hipotecas subprime, el inicio de la crisis económica que después se conoció como la Gran Recesión. Más de diez años después, el Foro Económico Mundial confirmó que la desigualdad sigue acompañando al ser humano: a la vez que surgía un nuevo multimillonario cada dos días, 3.800 millones de personas, la mitad más pobre de la población, vieron disminuir su riqueza un 11%; un poco menos de la mitad de la población subsistía con menos de 5,50 dólares al día. En esta situación de vulnerabilidad, la pobreza suele tener rostro de niño y de mujer. El crecimiento de potencias emergentes como China, Brasil e India en las últimas décadas ha dado como fruto una disminución de la pobreza absoluta y la aparición de una nueva clase media. Pero la pobreza no ha desaparecido, tampoco la desigualdad.


El 17 de octubre es una oportunidad para renovar nuestros esfuerzos por hacer un mundo mejor: un mundo en el que cada persona -también si ha crecido en un ambiente de pobreza extrema- tiene la oportunidad de desplegar todo su potencial y ser autosuficiente, a través de un trabajo digno y estable. En la imagen de arriba: A la izquierda, Stefany de Paz, técnico de CODESPA en Guatemala, experta en educación financiera. Brenda Gutiérrez, con su hijo en brazos, y Floridalma Reyes, a su lado, son socias de un grupo de ahorro y crédito. Se formaron gracias a la financiación de Social Capital Foundation.

 

Te invitamos a conocer

nuestra memoria de actividades