↑ Blog

RUTAS: caso de éxito en el “Informe Mundial de las Mujeres en el Turismo” de Naciones Unidas

Turismo rural comunitario

El “Informe Mundial de las Mujeres en el Turismo” publicado por la Organización Mundial de Turismo (OMT) de Naciones Unidas destaca como caso de éxito nuestro proyecto “RUTAS”, mediante el que impulsamos el turismo rural comunitario en Iberoamérica.

En el informe se hace referencia a cómo el sector turístico es una oportunidad para que las mujeres puedan tener sus propios ingresos y logren empoderarse y ser independientes económicamente.

Desde CODESPA llevamos 15 años promocionando el turismo rural comunitario como un negocio inclusivo para las comunidades indígenas en la región iberoamericana, a través de nuestro programa RUTAS. En línea con la Agenda de Desarrollo 2030 y el reconocimiento que desde los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se da al turismo como herramienta de desarrolla sostenible, impulsamos el turismo rural comunitario como modelo de turismo inclusivo que promueve el desarrollo de comunidades en situación de vulnerabilidad.

Cómo impulsamos el turismo rural comunitario

En primer lugar, nos planteamos un reto ambicioso: que esas comunidades fuesen capaces de atender turistas; y que lo hiciesen bien, competitivamente. Sin que fuese necesaria nuestra ayuda en el futuro. Y, nos pusimos a trabajar, en alianza con agencias de desarrollo, gobiernos locales y empresas del sector.

Empezamos buscando a la gente y definiendo con ellos productos que tuviesen potencial: pequeños alojamientos rurales, restaurantes de comida típica, bien preparada; recorridos: unas ruinas, un buen paisaje, un taller de artesanía…

Y las familias tuvieron la valentía de formarse, de aceptar el reto e invertir –aún sin haber visto a ningún cliente-, ayudados por CODESPA, con la colaboración de otros profesionales del sector: turoperadores, especialistas en gastronomía, hospedaje, guiatura…

Cuando hace varios años encargamos una evaluación independiente para medir el impacto del programa, Valeriana Mendoza, una microempresaria de la Isla del Sol, en el lago Titicaca, explicaba que CODESPA “le había transmitido un secreto”.

El secreto era precisamente ese, la formación que había recibido para instalar y gestionar el alojamiento rural Quimsa Bolivia, para el que había necesitado pedir un crédito. Valeriana, como pudo constatar el evaluador al leer las encuestas de satisfacción de sus clientes, estaba sabiendo sacar ventaja a ese “secreto” con gran profesionalidad.

Pero el gran reto era conseguir clientes. Había que vender —y vender bien—, esos productos de turismo que estábamos creando. Para lograrlo, fue necesario involucrar a un buen número de empresas turísticas. Empresas que fuesen conscientes del valor que esa nueva oferta podría aportarles.

Son tres áreas en las que hemos trabajado:

  1. Impulsamos la competitividad turística de las comunidades: asegurando que la oferta de turismo rural comunitario es de calidad y cumple con las expectativas de la demanda.
  2. Promovemos la comercialización sostenible: gestionada por las propias comunidades locales.
  3. Fomentamos alianzas público-privadas comunitarias estratégicas: que generan beneficios mutuos y oportunidades de negocio.

El empoderamiento de las mujeres

A través de nuestro programa RUTAS hemos ayudado a más de 3 000 personas, de las cuales el 55% son mujeres. 312 de los 532 emprendimientos turísticos han sido liderados por mujeres. A su vez, han desempeñado un papel importante en la comercialización turística; liderando dos de las tres oficinas de las operadoras turísticas comunitarias.

La mayor participación de la mujer ha supuesto un incremento del protagonismo en la economía familiar. En concreto, el porcentaje de ingresos aportados a la familia por parte de las mujeres participantes aumentó hasta el 25% a raíz del incremento en las actividades de turismo comunitario por ellas gestionadas.


Comentarios