↑ Blog

El poder de las historias y Chimamanda Ngozi, una escritora africana

El poder de las historias y Chimamanda Ngozi, una escritora africana

Hace unas semanas desde CODESPA nos comprometimos a escribir uno de esos post que solemos hacer, un post un poco diferente. Como siempre, estos llevan una fase de investigación, de leer y escuchar, de aprender y conocer. Unos días en los que no paras de sorprenderte.

En esta ocasión, este camino nos llevo a ‘conocer’ (a nivel digital) a una mujer fascinante. Ella nos enseñó una cosa que todos sabemos pero que muchas veces olvidamos y que tan importante es; ahora queremos compartirlo con vosotros. Chimamanda Ngozi es una joven mujer nacida en Enugu Nigeria, desde pequeña tuvo la oportunidad de leer miles de historias y cuentos; posiblemente que su padre fuera profesor lo favoreció.

Esta maravillosa casualidad nos ha dado la oportunidad de descubrir a la Chimamanda escritora. Desde pequeña su interés por contar cosas y aprender aumentaba de forma exponencial. En 2014 fue premiada como una de las jóvenes escritoras más prometedoras de habla inglesa. Sin embargo, ya antes había estado en TED, con una charla que ha abierto los ojos a más de 12 millones de personas: ‘El peligro de una única historia’.

Desde pequeña comenzó a leer cuentos y libros que provenían de otros países de habla inglesa. Al tiempo, cuando empezó a escribir se dio cuenta que solo escribía sobre niños rubios y ojos azules; costumbres y culturas de otros lugares. Hasta que todo cambio.

Su viaje a la universidad en E.E.U.U., su oportunidad de conocer diferentes lugares de su país y contextos, así como otros países le enseñaron el peligro de contar solo “una historia”. Se dio cuenta, que en muchos lugares África se resume en pocas palabras: ‘… un continente de bellos animales y paisajes, y personas que mueren por hambre, guerras y enfermedades como el VIH’. Pero África no es eso, es mucho más… Son miles de culturas, diferentes contextos y millones de personas con sus propios sueños, retos e historias.

Si contamos una única historia y la repetimos una y otra vez, crearemos un pueblo como una única cosa, pero dejaremos fuera tantas otras… Con una única historia generamos estereotipos que no hacen más que dañar a otros.

Es cierto, las partes negativas forman parte de lo que somos o de lo que son otros, pero también las partes positivas. Como Chimamanda Ngozi dice ‘Una sola historia no te hace como eres, es la suma de todas ellas. Y si solo te quedas con lo negativo, solo te quedas con parte de esa persona o esa comunidad’.

Como ONG sabemos que debemos contar las complejas situaciones que otros viven, pero también creemos que podemos acercaros otros muchas partes de su día a día, de su vida. Lo que ya han logrado o por lo que tanto están trabajando, sus culturas o cosas tan pequeñas como el típico plato que cocinan. Porque no sería justo que solo os contáramos que son pobres o no tienen acceso a ciertas oportunidades. También debemos acercaros todo el esfuerzo y trabajo que hacen para cambiar sus comunidades; debemos ser capaces de describiros sus sueños o lo talentosos que son, su generosidad o alegría que comparten.

Posiblemente esto nos haga diferentes a otras organizaciones, pero Chimamanda lo cuenta de una forma mucho más clara en el vídeo que puedes ver a continuación: ¿Qué pasaría si te contara que en Nigeria existe una ley por la que las mujeres no pueden obtener un pasaporte sin su marido, sin contarte que una abogada ya reclamó y consiguió que esto cambiara? Entonces creemos que no te estaríamos contando el 100% de lo que las personas a las que ayudamos son.