↑ Blog

Nuestra capacidad de cosechar no llegaba al 30%, hoy alcanzamos el 70%, Edier Loboa #unahistoriaquecontar

Nuestra capacidad de cosechar no llegaba al 30%, hoy alcanzamos el 70%, Edier Loboa #unahistoriaquecontar

Edier Loboa Mina nació en Santander de Quilichao, en el sector Norte del Departamento del Cauca, en Colombia, hace 37 años. Hoy vive en la vereda del mismo pueblo en compañía de sus dos hijos y su mujer. Se dedica a la agricultura y a la transformación y comercialización de los productos que cultiva: panela, caña y piña.

Edier es miembro del Consejo Comunitario de Comunidades Negras de Zanjón de Garrapatero, símbolo de su cultura y tradición, y colabora con ARDECAN, una asociación de pequeños productores cuyo objetivo es el desarrollo campesino del Norte del Cauca. Precisamente fue gracias a ARDECAN como Edier conoció nuestro trabajo con productores de diversos cultivos en esta región. Según las propias palabras de Edier, CODESPA “facilitó la llegada de personas que dieron formación técnica para la mejora de la calidad y la cantidad de la producción, permitiendo que las organizaciones de campesinos de primer nivel tuviéramos una mayor interacción y participación con ARDECAN”.

Para Edier los cambios fundamentales que ha aportado el trabajo de CODESPA en su vida han sido el aumento de sus ingresos y la optimización de la producción. “Ahora, podemos asegurar que nuestra capacidad de producción está al 70% y antes de la llegada de CODESPA no llegaba al 30%” nos cuenta. Los productos que cultivan y transforma Edier son comercializados en Cali y Bogotá, y los del resto de la comunidad llegan hasta Medellín; en las 3 ciudades los productos se venden a supermercados colombianos.

ACCESO A TIERRAS

Otra de las dificultades añadidas a la que Edier también tiene que hacer frente, al igual que el resto de las comunidades del Norte del Cauca, es la dificultad del acceso a la tierra motivada por el conflicto colombiano y por la histórica concentración de la tierra en pocas manos. En esta región operan grandes empresas mineras y azucareras dedicadas a la exportación.

Desde CODESPA también hemos colaborado en el esfuerzo territorial de las comunidades por incidir en políticas públicas para propiciar un mayor acceso a la tierra a los pequeños campesinos, como Edier, quien cultiva una pequeña parte de su parcela y alquila otra parte. Este proceso es muy complejo y precisa de una gran cantidad de tiempo y dedicación para obtener pequeños éxitos.

Ahora Edier mira el futuro con esperanza

Según Edier, lo que más le gusta es el excelente acompañamiento que ha recibido en la producción, organización y comercialización de sus productos. Afirma que CODESPA ha sabido entender muy bien su figura organizativa, desde una perspectiva étnica y desde el punto de vista productivo, lo que ha permitido una mejora en el conocimiento, comprensión y defensa de sus propios derechos como personas, como etnia y como cultura, además de una mejora en su organización productiva desde un punto estrictamente económico y de rentabilidad de los procesos.

Edier mira al futuro con esperanza, sabiendo que todavía queda mucho por hacer, pero confiando plenamente en que la vida de sus hijos será más fácil que la que a él le ha tocado vivir.