↑ Blog

Cuando la desigualdad de oportunidades entre hombres y mujeres llega al espacio

Cuando la desigualdad de oportunidades entre hombres y mujeres llega al espacio

Muchos dicen que los números y la estadística no mienten. Pero cuando estos hacen referencia a personas, los números también conllevan historias detrás, que los hacen mucho más dramáticos.

Sí, todos sabemos que existen muchos sectores en los que la mujer está menos representada que el hombre. Sabemos que hay una brecha salarial que provoca que la mujer cobre menos que el hombre, por desarrollar el mismo trabajo. Barreras que se dan en todos los países y que impiden la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Estas barreras llegan a superar todas las fronteras que podamos imaginar. Existen incluso en el espacio. Solo el 11% de las personas que han estado en el espacio son mujeres. Y esto, a pesar de que en 1963 Valentina Tereshkova se convirtió en la primera mujer en estar en el espacio, solo dos años después de Yuri Gargarin.

En muchos países, como Francia, Italia, Rusia o Estados Unidos, el porcentaje de mujeres que han mandado al espacio, respecto al total de los astronautas no llega al 20%. Y en otros muchos, este porcentaje se mantiene en 0%.

Mujeres que han viajado al espacio

De pequeños todos soñamos con tocar las estrellas, con conocer lo que hay más allá de lo que vemos. Si las mujeres y niñas tienen barreras que les impiden formarse y aprender en igualdad de condiciones; si las mujeres no pueden acceder las mismas oportunidades laborales, ¿les estaremos diciendo no a sus sueños?

Barreras que se hacen más duras en países pobres

Y estas barreras se hacen mucho más duras en países en vías de desarrollo. 34% de las niñas en el África subsahariana completa la educación secundaria, frente al 42% de los niños.

En Mauritania las mujeres no pueden buscar un trabajo sin permiso de su marido. Si lo hacen, pueden perder el derecho a recibir apoyo financiero. Todavía existen cientos de leyes que impiden a la mujer su independencia económica en países como R.D. del Congo y Sudán.

Según la OIT, el trabajo de la mujer puede ser el factor más importante para reducir la pobreza en las economías en desarrollo. Se ha comprobado que el acceso de la mujer al mercado laboral contribuye a la reducción de la pobreza y vulnerabilidad de hogares y familias, así como al crecimiento económico de los países.

Un ejemplo se da en Iberoamérica, donde la participación de las mujeres en el mercado laboral aumentó 7 puntos porcentuales entre 2000 y 2012, provocando una reducción del 30% de la pobreza extrema en la región así como una disminución del 28% en la desigualdad durante la última década.

Si nadie quiere impedir los sueños de otras personas, si todos queremos acabar con la pobreza, ¿por qué las mujeres siguen encontrándose con estas barreras?

Desde CODESPA trabajamos para lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Creemos que es una cuestión de justicia social y posiblemente la herramienta más rápida para acabar con muchos de los problemas sociales a los que nos enfrentamos. Si quieres, puedes aprender y conocer más sobre esto con el informe ‘Mujeres africanas. Miradas de futuro’.

 

*Información obtenida artículo ‘How many space explorers are women? This infographic has the stats’ en el portal bigthink.com.

* Photo by NASA on Unsplash