↑ Blog

La importancia de la inclusión financiera y las microfinanzas para los más pobres

La importancia de la inclusión financiera y las microfinanzas para los más pobres

Trabajamos en República Dominicana con organizaciones bananeras formadas por pequeños productores, para facilitar su inclusión financiera. Estos productores se unen en cooperativas ya que, de manera individual es prácticamente imposible poder exportar y comercializar su producción en el mercado en condiciones justas. A esto se une el hecho de que las inversiones para poder agregar valor son altas y los volúmenes de producción por productor no son suficientes para que sean rentables.

Una de las más importantes limitaciones a las que se enfrentan estos productores de banano es la carencia de dinero para poder invertir en sus plantaciones y así mejorar la productividad y la calidad del banano. Esto se debe, por un lado, a que no hay fuentes de financiamiento ni productos financieros que se ajusten a la dinámica de este cultivo. Por otro lado, a que carecen de un historial crediticio y garantías reales que les permitan respaldar los créditos ante los bancos, excluyéndoles del sector financiero.

En el marco del Programa Medidas de Acompañamiento del Banano para República Dominicana (BAM) que estamos desarrollando junto a la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), la Universidad ISA, El centro de Coopération Internationale en Recherche Agronomique pour le Développement (CIRAD) y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), existe un fondo destinado para estos fines. Sin embargo, es difícil que las asociaciones puedan acceder a estos créditos ya que carecen de una contabilidad organizada y de unos estados financieros que permitan mostrar sus operaciones a la entidad financiera.

Desde CODESPA, gracias al apoyo financiero de AECID, hemos diseñado un producto y una metodología de educación financiera rural ajustada a los pequeños productores agropecuarios en el país. De esta forma, hemos apoyado a más de 8.700 pequeños productores agropecuarios, para que pudieran acceder a productos microfinancieros. Además, en el marco del BAM, financiado por la Unión Europea, estamos fortaleciendo la capacidad socioempresarial de las cooperativas bananeras. Les estamos formando para que puedan elaborar y organizar su contabilidad, el catálogo de cuentas, las conciliaciones bancarias y sus estados financieros. Aspectos básicos para poder acceder a servicios microfinancieros.

Gracias a este apoyo, la Asociación de Productores de Bananos Orgánicos Azuanos (ASOPROBADOS) ha sido la primera asociación bananera del país beneficiada con crédito del programa BAM con un monto superior a 43.000 dólares. Este crédito les ha permitido comprar insumos de forma colectiva y tener ahorros de hasta un 40%. Además, los productores que forman parte de esta asociación han contado con los recursos necesarios para implementar las medidas exigidas por la certificación Global Gap y así poder acceder a nuevos mercados.

Fernelis Ferreras y la inclusión financiera de pequeños agricultores

Es el caso de Fernelis Ferreras, uno de los 52 integrantes de ASORPOBADOS. Fernelis cultivaba en 1,06 hectáreas de su padre. Cuando le conocimos, le presentamos el microcrédito al que podía optar así como las facilidades de acceso a él. Fernelis pidió el microcrédito y esto le ha permitido poder invertir en sus parcelas y poder comprar 1,3 hectáreas para él y no depender solo de las tierras de su padre.

Por otro lado, Fernelis ha recibido formación en administración y finanzas. Esto le ha ayudado a poder planificar sus cultivos de forma mensual y anual. Él cuenta que esta formación ha sido fundamental, ya que le ha permitido concienciarse sobre la importancia del ahorro para hacer frente a los imprevistos y para poder contar con recursos para invertir en sus tierras, en el futuro.

El poder formar parte de la asociación también le ha ayudado. Gracias a esto ha logrado que sus parcelas sean certificadas como orgánicas y así puede comercializar su producto en el comercio justo. Además, ha podido acceder a compradores internacionales con los que tiene relaciones comerciales. Todo esto hace que pueda vender su banano a un precio superior al 60% a cuando lo vende a intermediarios en el mercado local.

La experiencia de Fernelis nos demuestra, una vez más, la importancia de la inclusión financiera de los más vulnerables. Es importante que tengan la opción de acceder a microcréditos adaptados a sus necesidades que les permitan poder invertir en sus pequeñas parcelas, para poder comenzar a obtener unos ingresos justos por su trabajo y así ofrecer un futuro mejor a sus familias.