↑ Proyectos

Apoyo a la legalización de la propiedad de tierras de las familias campesinas

> Qué nos impulsa a desarrollar el proyecto

Impulso

Los campesinos viven amenazados por la pérdida de sus propias tierras a manos de grandes empresas.

> Qué objetivos queremos alcanzar

Beneficiarios

Beneficiarios

3000

campesinos pobres.

Oportunidad

Oportunidad

Título

de propiedad sobre la tierra.

Impacto Economico

Impacto Economico

Los campesinos incrementan su capacidad de inversión para mejorar sus cosechas.

Impacto Social

Impacto Social

Seguridad

sobre la tierra de la que dependen para comer y ganarse la vida.

Logros

Logros

Se han conseguido los primeros procesos de delimitación de tierras comunitarias en la Provincia de Bié, los únicos en este momento en Angola.

Rotador

Apoyo a la legalización de la propiedad de tierras de las familias campesinas

Apoyo a la legalización de la propiedad de tierras de las familias campesinas

Beneficiarios: 6.000 familias, pertenecientes a 25 comunidades rurales de la provincia de Cunene (en los municipios de Cuanhama y…
↑ Ver todos los Proyectos
Apoyo a la legalización de la propiedad de tierras de las familias campesinas
Si pierden sus tierras, pierden sus alimentos
La subnutricion impide llevar una vida activa
La subnutrición les impide llevar una vida activa

Los niños no tienen la energía para estudiar o jugar.

Inseguridad alimentaria

El 27% de la población sufre inseguridad alimentaria severa.

Beneficiarios: 6.000 familias, pertenecientes a 25 comunidades rurales de la provincia de Cunene (en los municipios de Cuanhama y Ombadja).

La amenaza de la pérdida de la tierra está cada vez más presente en toda África. Ciertos inversores internacionales han comenzado una compra masiva de tierras con objetivos de explotaciones mineras, o por especulación. Esto está provocando que los pequeños campesinos vean como estas grandes corporaciones y explotaciones acaparan sus tierras, de las que las familias dependen para comer y ganarse la vida, ya que carecen de los medios necesarios para defenderse. En Angola existe la Ley de Tierras, que les ampara para poder enfrentarse a estos problemas y resuelve el conflicto existente. Sin embargo, los trabajadores de la administración pública no tienen ni los conocimientos ni los medios para poner en funcionamiento la ley. Al mismo tiempo, las familias campesinas necesitan apoyo y ayuda para reclamar los títulos de sus tierras.

En definitiva: apoyamos a las autoridades para llevar a cabo las primeras legalizaciones de propiedad de tierras de familias campesinas en Angola.

Estamos realizando formaciones con todas las instituciones públicas involucradas en el proceso para la legalización y tenencia de tierras. Al mismo tiempo, apoyamos una metodología de delimitación de tierras que favorece la resolución de los conflictos existentes. Y divulgamos la Ley de tierras entre las comunidades campesinas para transmitir los derechos que tienen y que sepan que pueden legalizar sus tierras.

Para las familias el proceso de delimitación es muy importante: una vez tengan los títulos nadie podrá quitarles sus tierras, su fuente de vida.

Estos son los pasos previos para asegurar su sustento y la capacidad de ahorro, que les ayudará a salir de la pobreza. Una vez reconocida la propiedad, su dueño puede acceder a microcréditos con los que realizar pequeñas inversiones para mejorar los rendimientos de sus cultivos. Por último, los campesinos acceden a un asesoramiento para hacer el mejor uso de la tierra, de acuerdo con sus necesidades.

Financiación: Unión Europea y Fundación CODESPA.

Aliados: Gobierno provincial de Cunene, APPD (ONG local), Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura (FAO Angola).

Información relacionada: La Unión Europea defiende el derecho a la propiedad de tierras en Angola.