↑ Proyectos

Adaptación de los agricultores al clima

> Qué nos impulsa a desarrollar el proyecto

Impulso

Las familias campesinas tardan más de 5 meses en recuperarse tras una inundación

> Qué objetivos queremos alcanzar

Beneficiarios

Beneficiarios

3 650 familias

Oportunidad

Oportunidad

Cultivos de verduras

Impacto Economico

Impacto Economico

Incremento de la producción en un 40%

Impacto Social

Impacto Social

Las familias son capaces de reponerse tras las inundaciones y tifones

En Filipinas, con el apoyo de AECID y fundaciones privadas como Roviralta, ayudamos a familias dependientes del cultivo del arroz a recuperarse de los efectos de los desastres naturales.

Filipinas es un país en el que gran parte de la población rural vive de la agricultura. Como consecuencia del cambio climático cada vez se ve más afectada por las inundaciones que provocan las fuertes lluvias y tifones. Nuestro proyecto, situado en Esperanza en la provincia de Agusan del Sur, ayuda a las comunidades a prepararse ante estos desastres naturales y a hacer más rápida su recuperación.

El cultivo de verduras como un medio de vida sostenible

Contamos con equipos en terreno que han investigado las capacidades y los riesgos de estas comunidades, analizando cuáles son los sistemas de producción más sostenibles y resilientes. Aunque la tradición marca que el principal medio de vida en la zona es la cosecha de arroz y maíz, hemos identificado que el cultivo de verduras puede llegar a ser un medio de vida complementario para estas familias por su corto periodo de producción. De este modo, cuando se produce una inundación, en lugar de tener que esperar hasta seis meses a que vuelvan a crecer los cultivos de arroz o maíz, se siembran verduras y recogen los frutos tan solo un mes después. Esto permite a las familias evitar largos periodos sin cosechas y obtener ingresos extra vendiendo los excedentes de su producción en el mercado.

Nuestro equipo en terreno les ayuda en todo el proceso de cultivo. Estamos con ellos seleccionando las mejores semillas, aconsejándoles sobre cómo vender las verduras cosechadas y apoyándoles en la logística para llegar a los mercados de la zona.

Estamos fortaleciendo la única cooperativa local de verduras para que los campesinos puedan acceder a mejores condiciones a la hora de vender sus productos. Además, realizamos labores de sensibilización entre las familias para que la producción de verduras también se destine al consumo y así mejorar la alimentación de la comunidad.

En paralelo trabajamos con los gobiernos locales para desarrollar planes de adaptación al cambio climático mediante los cuales: tengan acceso a información climática actualizada, realicen simulacros y tengan planes de evacuación y contingencia para la población en casos de desastres.

Aumentan los ingresos y mejora la nutrición

La esperanza se está convirtiendo en realidad para las familias de la zona que están siendo capaces de reponerse por ellos mismos de las inundaciones y sequías. Están aumentando la productividad de sus cultivos y reduciendo sustancialmente las pérdidas pos cosecha, lo que tiene un gran impacto en la mejora de ingresos y en su seguridad alimentaria.

Te contamos cómo impulsamos estos cambios:

Algunos estudios relacionados con resiliencia ante el cambio climático: