↑ Proyectos

Talleres para que las mujeres del Altoandino peruano “tejan” un futuro próspero

> Qué nos impulsa a desarrollar el proyecto

Impulso

El 72% de la población es pobre, del que la mujer representa el 46%, exlusión social y pérdida de oportunidades laborales.

> Qué objetivos queremos alcanzar

Beneficiarios

Beneficiarios

200 mujeres

Oportunidad

Oportunidad

Artesanías textiles

Impacto Economico

Impacto Economico

Incremento el 20% en sus ingresos

Impacto Social

Impacto Social

La mujer alcanza un mayor grado de independencia

Logros

Logros

80 mujeres ya se han incorporado a trabajar en una empresa

Rotador

Talleres para que las mujeres del Altoandino peruano "tejan" un futuro próspero

Talleres para que las mujeres del Altoandino peruano “tejan” un futuro próspero

Con la implantación de estos talleres se busca, entre otras cosas, tener un efecto tangible en el empoderamiento de la mujer, que tenga…
↑ Ver todos los Proyectos
Talleres para que las mujeres del Altoandino peruano "tejan" un futuro próspero

Las zonas rurales de la región Altoandina, en los alrededores del Lago Titicaca, tienen un porcentaje de pobreza del 72%, siendo el 46% del mismo, mujeres, según la Autoridad Binacional Autónoma del Sistema Hídrico del Lago Titicaca (ALT). No tienen oportunidades. Están excluidas. Fuera de la sociedad económica. Son vulnerables ante la ausencia de posibilidades de acceder a educación y formación. Necesitan ayuda para subsistir en un ecosistema frágil y golpeado por la contaminación medioambiental. Es por ello que desde CODESPA impulsamos diversos programas formativos con la intención de que las 200 beneficiarias indígenas peruanas (de origen quechua y aymara), de entre 25 y 40 años, opten a unas mejores oportunidades laborales a favor de su empleabilidad.

Se trata de darles un punto de partida para que no se hallen en necesidad de emigrar a las ciudades, donde también son víctimas de las malas condiciones, sobre todo marginación, lo que no les permite encontrar un trabajo decente. Este proyecto, que se viene desarrollando desde el 1 de enero de 2017 y que finaliza el 31 de diciembre de 2018, pretende recuperar y añadir valor local al patrimonio textil mediante la impartición de técnicas que les permita conocer los estándares de calidad para la comercialización a nivel nacional e internacional y, por consiguiente, crear oportunidades de mercado para todas ellas. Se les proveerá una certificación profesional de manejo de tejidos para todos los beneficiarios, avalado por el Ministerio de Trabajo de Perú. Esto les permitirá accer a mejores trabajos, con ingresos estables. Además adquirirán contactos sostenibles en función de las demandas locales o extranjeras que las requieran en colaboración con el sector privado, ya que a algunas de ellas se les ofrecerá una conexión con la empresa social AYNI DESIGN, para poder convertirse en proveddoras de la empresa.

Con la implantación de estos talleres se busca, entre otras cosas, tener un efecto tangible en el empoderamiento de la mujer, que tenga toma de decisiones en sus manos y desarrollo personal para crecer dentro de la compañía. No sólo eso, sino que también les dará una oportunidad para aprender y tener ingresos (un incremento aproximado del 20%) mientras continúan con un estilo de vida tradicional. En definitiva, es un reconocimiento oficial a la mujer y un gran indicador de sus fortalezas.

Objetivos y expectativas

Desde CODESPA comprobamos el alto interés mostrado por los turistas en la ropa local en la zona en cuestión, hecha a mano por las mujeres, por lo que visionamos un mercado de probabilidades sostenible con el foco puesto en ellas y empezamos a mirar los posibles compradores dentro del sector privado, ya que, hoy en día, no están preparadas para los requerimientos del mercado. El proyecto se diseñó para reducir esa brecha y dar estabilidad ahora y en el futuro con los siguientes objetivos:

  • Escaparate del patrimonio textil en la región del Lago Titicaca, desarrollando suministros competitivos con la demanda de mercado para estos productos, así como trabajar hacia la inclusión de la mujer indígena en el mercado laboral.
  • Enseñanza profesional con alta calidad y certificación de las capacidades en artesanía para varias de ellas. Son 80 peruanas las que se han beneficiado hasta la fecha.
  • Desarrollar un mercado para la artesanía de la ropa desde la región del Lago Titicaca, consolidando la existente red de trabajo y empleabilidad de las mujeres que viven en la pobreza.

Además, se establecieron las expectativas resumidas a continuación:

  • Mejorar el patrimonio cultural de las cinco comunidades rurales de la región Altoandina para evitar su pérdida. Se pretende conservarlo con estos talleres.
  • Fortalecer y certificar las capacidades de las 200 mujeres que trabajan en la producción de ropa a mano. Ellas saben tejer, pero no tienen documentos para acreditarlo en un hipotético empleo.
  • Comercializar la producción de textil de las asociaciones de artesanía. Alcanzar los estándares de calidad requeridos en el mercado nacional e internacional.

¿Quieres ayudar a estas mujeres? Tan sólo tienes que seguir las instrucciones que encontrarás si clickas en este enlace.