↑ Proyectos

Bancos de semillas de calidad para luchar contra el hambre

> Qué nos impulsa a desarrollar el proyecto

Impulso

En Angola el 50% de la población sufre inseguridad alimentaria, siendo grave en el 21% de los casos.

> Qué objetivos queremos alcanzar

Beneficiarios

Beneficiarios

4000

familias tendrán acceso a semillas de calidad que aumentaran sus cosechas.

Oportunidad

Oportunidad

Semillas

de soja, alubia y maíz.

Impacto Economico

Impacto Economico

Aumenta 30%

la producción por hectárea.

Impacto Social

Impacto Social

4000

familias verán mejorada su seguridad alimentaria.

Rotador

Bancos de semillas de calidad para luchar contra el hambre

Bancos de semillas de calidad para luchar contra el hambre

Contexto Tradicionalmente, Angola se abastecía con la agricultura, pero 27 años de guerra afectaron tremendamente a los medios de vida en…
↑ Ver todos los Proyectos
Bancos de semillas de calidad para luchar contra el hambre
Créditos en especie
Créditos en especie

Devuelven el doble de lo prestado

Contexto

Tradicionalmente, Angola se abastecía con la agricultura, pero 27 años de guerra afectaron tremendamente a los medios de vida en las poblaciones rurales. Ahora, el 50% de la población vive en situación de inseguridad alimentaria, siendo grave en el 21% de los casos. Existe una escasa producción local de alimentos, debido a la falta de conocimientos y de insumos (semillas) de calidad. Gran parte de los alimentos básicos, los tienen que importar y tienen unos precios inalcanzables para la población. Esto dificulta la vida en las áreas rurales, creando una situación de inseguridad alimentaria permanente.

Este proyecto, que contó con la colaboración de Repsol, ha contribuido a disminuir esas cifras de pobreza. La clave fue contar con un equipo local, que identificó la raíz del problema.

Un cambio estratégico

La base de la agricultura, el punto de partida, son las semillas. Todo el resultado se juega a una sola carta: semillas de calidad. Las únicas semillas de calidad existentes en Angola antes de este proyecto, se importaban de países como Brasil, a unos costes prohibitivos para el pequeño agricultor.

“Sementes do Planalto”, el inicio del cambio

CODESPA puso en marcha “bancos de semillas” comunitarios, que permitirían a los pequeños agricultores acceder a semillas de calidad a un coste asequible para ellos. Estos almacenes se encuentran en las mismas cooperativas y los pequeños agricultores se convierten en productores de semillas.

Los campesinos han aprendido a seleccionar las mejores semillas, almacenarlas y tratarlas. Ahora, a través de un crédito en especie, en el que devuelven el doble de las semillas que recibieron, las semillas de calidad se han multiplicado y cada vez acceden a ellas más agricultores.

El cambio ha sido inmediato: ahora producen un 30% más en cada cosecha, pudiendo asegurar la alimentación de sus familias. Han introducido, además, semillas de otros alimentos como la soja, diversificando su dieta para que la malnutrición entre los más pequeños.

Gracias a este proyecto se creó la marca Sementes do Planalto, que les permitirá ser proveedores de este producto para todo Angola.

Más información: