↑ Proyectos

Leche de soja para combatir la desnutrición infantil en Angola

> Qué nos impulsa a desarrollar el proyecto

Impulso

Angola tiene una de las tasas de mortalidad infantil más elevadas (220 niños cada 1.000 nacimientos).

> Qué objetivos queremos alcanzar

Beneficiarios

Beneficiarios

250 niños.

Oportunidad

Oportunidad

Leche de soja.

Impacto Social

Impacto Social

Reducción de la desnutrición infantil entre las comunidades de Huambo y Bié en Angola.

Rotador

Leche de soja para combatir la desnutrición infantil en Angola

Leche de soja para combatir la desnutrición infantil en Angola

795 millones de personas en el mundo, sufren hambre crónica. Esto representa casi el 11% de la población mundial. Gran parte de estas…
↑ Ver todos los Proyectos
Leche de soja para combatir la desnutrición infantil en Angola
Ellas mismas producen la lecha de soja
Desnutrición infantil

Provoca que no puedan jugar, ni estudiar

795 millones de personas en el mundo, sufren hambre crónica. Esto representa casi el 11% de la población mundial. Gran parte de estas personas se encuentran en países en vías de desarrollo, elevándose este porcentaje hasta el 24,74% en África subsahariana.

¿Qué consecuencias tiene para los niños?

La desnutrición, básicamente supone que las personas no ingerimos los suficientes alimentos para poder hacer una vida activa y saludable. Los hombres y mujeres no tenemos fuerza para poder desarrollar un trabajo y el embarazo para las mujeres supone un riesgo.

Para los más pequeños la desnutrición tiene consecuencias terribles. Una mala nutrición en los dos primeros años provoca problemas irreversibles. Además, mientras van creciendo carecen de las fuerzas necesarias para poder estudiar o incluso jugar, como cualquier otro niño.

La desnutrición infantil en Angola

Angola se encuentra en un proceso de consolidación de paz y de reconstrucción nacional. Aunque es uno de los países del continente con mayor potencial de crecimiento económico, la dieta de sus habitantes depende de la importación de alimentos básicos (80% de las necesidades alimentarias se importan), que posteriormente se venden a unos precios innaccesibles a las personas más vulnerables.

Su tasa de mortalidad infantil es una de las más altas del mundo (aproximadamente 220 niños muertos por cada 1000 nacimientos) y 3,2 millones de personas están en situación de subnutrición.

El problema de la inseguridad alimentaria es más grave en los entornos rurales. En provincias como Huambo y Bié, las familias, que en su mayoría se dedican a la agricultura de subsistencia, se enfrentan a problemas de disponibilidad y acceso continuo de alimentos. Los altos precios a semillas que usan para cultivar solo les permiten obtener dos productos: maíz y patatas.

Esta es la causa de que las familias de las zonas rurales tengan una dieta pobre en proteínas y en nutrientes, lo que genera una salud física precaria y condiciones latentes de inseguridad alimentaria. Los más pequeños no pueden llevar una vida normal, ni crecer de forma sana.

Alcanzando la seguridad alimentaria infantil a través de la soja

Con el objetivo de que las familias puedan mejorar su alimentación y obtener ingresos, les estamos ayudando a que puedan cultivar soja. No solo para uso personal, también para que puedan vender y obtener unos ingresos que les permitan comprar otros alimentos básicos. 

100g de soja contienen entre 40% y 50% de proteínas y se puede cultivar alrededor de las casas, mejorando la fertilidad del suelo. Ahora comienzan a cultivarla y a producir ‘leche de soja’, un alimento muy nutritivo, que puede complementar la dieta de los más pequeños (1t de soja te permite producir 150.000l de leche de soja).

Es cierto, todos necesitamos alimentos que contengan proteínas. Los niños que no consumen las suficientes proteínas son propensos a enfermedades, desarrollan dificultades de crecimiento, no tienen interés en jugar, no asimilan los conocimientos en las clases y pueden padecer insomnio.

Por esto, desde CODESPA creemos que la soja puede ayudar a equilibrar la dieta de las familias más vulnerables de Angola.

La soja es una oportunidad para que las familias puedan luchar contra la desnutrición de sus hijos. Nos gustaría poder contar con tu apoyo y así ganar esta terrible batalla. Si puedes, dona.