El ébola reaparece en la República Democrática del Congo


El ébola reaparece en la República Democrática del Congo

La República Democrática del Congo vive una situación preocupante: a principios de mayo se detectaron nuevos casos de ébola en las zonas rurales de Iboko y Bikoro, al noroeste del país. Aparentemente, la situación geográfica de estas poblaciones garantizaba que no se expandiera por el resto del país, pero días después se confirmó otro caso más en Mbandaka, una urbe con un millón de habitantes y que sirve de conexión portuaria con otras grandes ciudades como la capital, Kinshasa, con casi 12 millones de residentes en sus calles y a 650 kilómetros de distancia. El río Congo, con un tráfico de barcos intenso, las enlaza.

El Gobierno nacional comunicó, a través del ministro de Sanidad, Oly Ilunga Kalenga, que ya trabajan para contener su propagación en las tres zonas sanitarias mencionadas, algo que ya ha derivado en más de 40 casos, entre sospechosos y probables, y ha dejado 25 personas sin vida (tres de ellos como portadores del virus), según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las medidas no se han hecho esperar. R. D. del Congo ha recibido unas 5.400 dosis de una vacuna experimental para evitar, en la medida de lo posible, que se intensifique su expansión, además de aplicar una vigilancia más férrea en las rutas de acceso y salida del Estado de las zonas de infección.

No es el primer caso de epidemia en el país, sino la novena. Desde 1976 se han sucedido estos incidentes de una enfermedad que puede alcanzar una tasa de mortalidad del 90% y cuyos síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos, lo que puede conllevar hemorragias internas graves si no se consigue detener a tiempo. Se transmite por contacto directo con la sangre o fluidos corporales de animales o personas que estén infectadas. El riesgo de que llegue a núcleos poblacionales de mayor densidad provoca que la alerta se haya disparado.

R.D. Congo y el ébola en 2018

Apenas han pasado cuatro años desde que se declarara, en marzo de 2014, la epidemia de ébola más mortífera de la historia, cuyo origen se desató en Guinea. Desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia, entre otros países, y dejó un rastro de 11.300 fallecidos y 28.500 casos hasta que se dio por finalizada en enero de 2016 por la OMS. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró que dichas cifras podrían ser conservadoras.

Proyectos de CODESPA en Kinshasa y Goma

Desde CODESPA trabajamos en más de 42 proyectos distribuidos en 14 países, entre los que se encuentra la República Democrática del Congo, Plateau Batéque, en los alrededores de Kinshasa, y en Goma, la ciudad más importante de la provincia de Kivu del Norte. Creemos que promover las propias capacidades ayuda a que el país abandone la situación que le coloca en el puesto 186 de 187 en términos de índice de desarrollo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La situación actual no afecta a dichos proyectos. Sin embargo, desde CODESPA estamos tomando las medidas necesarias para la vigilancia de la propagación y reuniendo información constante para tomar decisiones.


Los campos necesarios están marcados *

Publica tu comentario