Khaula y su apuesta por la mecánica para cambiar su vida


Khaula y su apuesta por la mecánica para cambiar su vida

Hoy queremos contaros la historia de Khaula Aoudaier. Tiene 17 años, vive en Tetuán y forma parte de una familia numerosa, siendo la sexta de siete hermanos. Khaula siempre tuvo claro que quería estudiar mecánica. Es algo que le apasiona desde bien pequeña.

“No tuve ningún rechazo por parte de mi familia cuando les dije que quería estudiar mecánica y electrónica. Al revés. Me apoyaron y ahora me siguen apoyando”.

Más del 40% de las mujeres son analfabetas en Marruecos. 7 millones de mujeres no saben leer ni escribir. La desigualdad entre hombres y mujeres es algo que está patente en la sociedad marroquí. Ellas se sienten discriminadas tanto en el acceso a la educación como a la sanidad. Su participación en la economía del país es escasa, enfrentándose a muchas barreras a la hora de buscar trabajo.

Khaula nos lo cuenta así: “Siento rechazo a la hora de encontrar trabajo. Con mi familia y en el centro en el que estudio todo bien. No tuve ningún rechazo por parte de mi familia cuando les dije que quería estudiar mecánica y electrónica. Al revés. Me apoyaron y ahora me siguen apoyando. El rechazo lo hemos encontrado a la hora de buscar prácticas fuera del centro. Cuando vamos a buscar trabajo nos dicen que este no es un gremio para chicas y no nos dejan trabajar”.

Desde CODESPA queremos ayudarles a acabar con ese rechazo. Les ofrecemos acceso a cursos de formación profesional e inserción laboral que les permitan poder encontrar su hueco en el mercado laboral de Marruecos y así poder tener unas mejores condiciones de vida. Khaula piensa que acceder a estos cursos le ha permitido tener nuevas oportunidades en su vida:

“Creo que ahora estamos más contentas, con más energía y más confianza en nosotras mismas”.

Porque la confianza en uno mismo, la autoestima, el creer en ti… son cosas fundamentales para poder avanzar en la vida. Estos cursos, no solo son una formación para desarrollar un trabajo, permiten que estas mujeres vean que son capaces de conseguir lo que ellas se propongan, sintiendo cómo cambiar su futuro solo depende de ellas mismas.

Mujeres rompiendo barreras en Marruecos

Khaula empezó la formación profesional hace tres meses y ahora ya está en la recta final. Acude al centro de formación una vez a la semana y hace prácticas en una tienda de recambios para automóviles. Estas prácticas las consiguió gracias a la ayuda del formador del centro, que le acompañó a hablar con los jefes de la tienda. Está feliz pero le gustaría poder trabajar en un taller de mecánica o electrónica.

“Me encanta lo que hago. Gracias a la formación estoy más contenta, tengo más energía y más confianza en mi misma. He aprendido a respetar a los compañeros y a tratar a los clientes. Pero me gustaría que en un futuro el trabajo de la mujer sea tan respetado como el del hombre en este sector.”

Todavía le queda un año por delante en la tienda de recambios de automóviles, pero todo está comenzando a cambiar: “Me gustaría que Marruecos cambie en cuanto al trabajo. Que nuestra formación esté reconocida en otros países y que se creen más empresas de este sector cerca de Tetuán. Y más adelante, tener mi propio taller. Las chicas también tienen derecho a poner su propio taller.”

Desde CODESPA les ayudamos a creer en que un futuro mejor es posible. Queremos que estas mujeres que se encuentran en situación de vulnerabilidad, puedan superar todas las barreras a las que se enfrentan, ya sean culturales, económicas… Nuestro acompañamiento es continuo, desde que empiezan el curso hasta la orientación laboral que les hace falta. Nuestro objetivo es que encuentren la oportunidad que les permita cambiar su vida y creer en ellas mismas.

Si quieres saber más sobre la situación de la mujer en África y cómo desde CODESPA les ayudamos, conoce el informe ‘Mujeres africanas. Mirada al futuro’.


Los campos necesarios están marcados *

Publica tu comentario