El diseño de productos financieros adaptados a la base de la pirámide para la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad


El diseño de productos financieros adaptados a la base de la pirámide para la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad

Durante las últimas décadas, el sector de las microfinanzas se ha desarrollado significativamente, llegando a existir, según el Banco Interamericano de Desarrollo, alrededor de 600 instituciones de microfinanzas en América Latina y el Caribe, que han prestado cerca de 12 mil millones de dólares a más de 10 millones de personas de bajos ingresos.

Perú ha sido uno de los países de la región que más ha evolucionado. Ha sido considerado el país con un entorno más propicio para la inclusión financiera, según el Microscopio Global 2016. En el país, se han desarrollado estrategias y políticas que han facilitado que población en situación de vulnerabilidad pueda acceder a servicios financieros, y promovido diferentes alianzas con agencias públicas, internacionales y privadas en este sentido. Sin embargo, a pesar de estos avances, el acceso a servicios financieros en zonas rurales continúa siendo insuficiente.

Desde CODESPA, en el marco de nuestro trabajo para profundizar el acceso a servicios financieros, trabajamos promoviendo el fortalecimiento de entidades prestadoras de servicios en zonas rurales y semiurbanas en Perú, donde no llegan los servicios financieros por parte de organizaciones formales o informales, y persiste una situación de pobreza rural.

CODESPApro y las microfinanzas en Perú

El programa “Modelo Cooperativo de Innovación Financiera Rural” ejecutado por la Red ABACO (Cooperativa de Ahorro y Crédito) con fondos del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID – FOMIN) tiene como objetivo incrementar la oferta de servicios financieros en el sector rural, agropecuario y de cadenas productivas con productos estructurados a la medida, aprovechando las nuevas tecnologías.

A través de CODESPApro hemos brindado nuestros servicios en el marco de este programa para diseñar e implementar tres productos de crédito agropecuario destinados a productores rurales de pequeña escala para la red ABACO.

El enfoque metodológico desarrollado se resume principalmente en los siguientes aspectos:

  1. Diagnóstico. Partimos del portafolio de los productos y servicios de crédito rural existentes en los operadores financieros de primer piso en la zona, así como caracterizamos el perfil socio-productivo de los clientes y su demanda de crédito. Todo ello nos ha servido para evaluar la capacidad y el interés de los pequeños intermediarios financieros requerida para el desarrollo de los productos de crédito rural.
  2. Diseño de productos financieros. Tomando como base la información recopilada de las propias instituciones y de la competencia, diseñamos tres prototipos de productos de crédito, considerando sus principales características (nombre, objetivo de colocación, tasa de interés, plazo, periodo de gracia, entre otros aspectos), así como su modelo de operación y puesta en marcha.Para iniciar la implementación de estos productos se realizó una selección de 2 instituciones de ahorro y crédito, quiénes de acuerdo a los criterios de interés, capacidad institucional, demanda de crédito desatendida, y salud financiera, realizarían los pilotos de implementación.
  3. Herramienta de gestión. Asimismo, analizamos los flujos históricos y proyectados en base a los ingresos y gastos de los pequeños y medianos productores y empresarios rurales, que sirvieron como insumos para el análisis del crédito. Se diseñó una herramienta en hoja de cálculo para los sistemas operativos en dispositivos móviles, con el fin de poder realizar el registro y la gestión de la información financiera.
  4. Implementación de los productos de crédito y pilotaje, así como de la herramienta de registro y gestión financiera. Para implementar los productos de crédito fue necesario iniciar un proceso de capacitación y la definición de un plan piloto que sirviera para la puesta en práctica de los prototipos de productos financieros en las dos entidades seleccionadas. Para ello, realizamos validaciones en los sistemas informáticos y en el campo, para evaluar las características y condiciones del producto y hacer las mejoras y adaptaciones necesarias.
  5. Monitoreo. Realizamos visitas a las entidades de crédito y clientes de los productos recientemente diseñados, para identificar incidentes y plantear acciones correctivas a tiempo, para una siguiente fase de expansión.

Todo este proyecto tiene el objetivo de contribuir, en cierta medida, a la reducción de brechas entre proveedores de servicios financieros y clientes potenciales, proporcionando una mayor y más adecuada oferta de servicios financieros en el sector rural y agropecuario.


Los campos necesarios están marcados *

Publica tu comentario