↑ Blog

Voces de mujeres colombianas

Voces de mujeres colombianas

La desigualdad entre hombres y mujeres es algo que está patente en nuestra sociedad actual. En el caso de Colombia, aunque se han conseguido algunos avances en la promoción de la igualdad, todavía quedan brechas por reducir. Los tratados internacionales sobre derechos humanos están ratificados por Colombia.País que también ha promovido leyes para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres.

A pesar de contar con un marco legal en este aspecto, falta la aplicación del mismo, existiendo una brecha entre hombres y mujeres, especialmente en el sector político y económico. En el caso de la educación sí ha habido avances; el problema llega cuando tienen que acceder al mercado laboral ya que hay muchas reticencias y esto hace que trabajen en altos niveles de informalidad.

Si nos detenemos en la violencia contra las mujeres, se han promulgado numerosas leyes para prevenir y sancionarlo pero las cifras siguen siendo alarmantes. En países como Colombia, en el que el conflicto ha estado latente durante mucho tiempo, esta violencia se ve agravada. Una violencia que experimentan las mujeres en todas las edades.

Para poder ayudar a mujeres que viven en esta situación de desigualdad, desde CODESPA trabajamos en proyectos que logren impulsar sus derechos tanto políticos, como económicos y sociales, consiguiendo que tengan un papel importante en sus comunidades. Apoyamos a los gobiernos locales a que impulsen políticas de desarrollo de las mujeres, dándoles un sitio a ellas para que puedan luchar por sus derechos. También, les ayudamos a unirse en asociaciones y cooperativas para que, juntas, puedan acceder al mercado en condiciones más justas.

Voces de mujeres colombianas por la igualdad

Queremos compartir con vosotros algunas voces de mujeres colombianas que nos cuentan su situación.

Claudia Patricia Ipia: “Muy duro participar siendo ama de casa y con hijos. A veces pienso en renunciar. Pero al Concejo se va no por plata, sino acompañar, a guiar a la comunidad. Si en la familia no hay equilibro no hay nada. Desde el Concejo las tres concejalas podemos ayudar a promocionar los derechos de las mujeres. Vamos a participar activamente en el Consejo Consultivo de mujeres para que se haga la política pública; ahora más que tenemos mayores conocimientos sobre la normatividad y derechos de las mujeres.”

Carmelina Ipia: “Ahora que conozco la importancia de trabajar juntas, lo aplico en mi vereda con las mujeres de la tulpa, el cultivo de ovejas y la elaboración de tejidos en lana.”

Claudia Silvana Cortes Hurtado: “Las actividades del proyecto de CODESPA nos sirve a las lideresas para retroalimentar conocimientos, desconocía muchos aspectos, aprendí que las organizaciones nos podemos articular para obtener mayores impactos por el bien de todas las mujeres. En el Consejo Territorial de Planeación, trabajos para la inclusión de las mujeres en la participación política en igualdad con los hombres, se logró que dejara la formulación de la política pública, pero no con el presupuesto necesario. Como mayor barrera identificamos por parte de las administraciones municipales no dan la importancia a los temas de las mujeres y no nos tienen en cuenta en la toma de decisiones.”

Janeth Argeny Gaitán Trujillo: “Este proceso formativo y de asesoría me permito identificarme como una lideresa comunitaria, me motivo a trabajar más por la comunidad. Las mujeres debemos superar el mayor obstáculo como es el machismo, los esposos no les gusta que sus esposas salgan de la casa, quieren tener siempre la voz de mando. El proceso de paz en el papel queda muy bonito, pero en la realidad está a paso de tortuga.”

Iris Noralba Yatacue: “La participación en el proyecto ha servido en lo personal y al grupo de mujeres del resguardo, para conocer sobre la incidencia política; en reunión de evaluación con el grupo nos dimos cuenta que teníamos un vacío, conocíamos como fortalecer el proceso organizativo, como hablar en público, vencer el miedo, pero no como hacer incidencia política. Queremos seguir teniendo capacitación en derechos de las mujeres y derechos humanos, no permitir las violencias contra las mujeres.”

Ellas son el ejemplo de mujeres que están luchando por conseguir su sitio en Colombia.

El proceso de paz en el que se encuentra el país, es un momento que puede suponer una oportunidad única para avanzar en la participación de las mujeres en todas las esferas, dando pasos para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres.