↑ Blog

¿Cómo será el turismo del futuro?

¿Cómo será el turismo del futuro?

Los datos lo demuestran, el sector turístico es uno de los principales motores de la economía mundial: en 2015, 1.183 millones de turistas viajaron a diferentes lugares del mundo, generando 1.136 mil millones de euros, lo que supuso el 10% del producto interior bruto mundial.

El turismo es un sector con la capacidad de generar trabajo digno e ingresos económicos para millones de personas. Actualmente 1 de cada 11 empleos, a nivel mundial, son generados de forma directa por el turismo y según el Banco Mundial por cada persona que trabaja dentro del sector, se generan 2 empleos de forma indirecta.

¿Y si fuera sostenible?

Hoy, 27 de septiembre, en el Día Mundial del Turismo nos gustaría reflexionar sobre qué pasaría si todos impulsáramos un turismo sostenible que fuera de la mano de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Un turismo que: pusiera todas sus ‘armas’ en funcionamiento para acabar con la pobreza, garantizara que hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades de desarrollar todo nuestro potencial y asegurara un consumo y producción sostenible, respetando el medioambiente.

Nuestro programa de turismo sostenible: el turismo rural comunitario

Desde 2005 en CODESPA estamos impulsando un turismo sostenible que denominamos turismo rural comunitario. 11 años trabajando en países como Perú, Ecuador y Bolivia, donde 16.000 turistas han tenido la oportunidad de viajar de una forma diferente contribuyendo al desarrollo de las comunidades que visitaban. Durante sus viajes, han podido conocer de primera mano la cultura de comunidades ancestrales, probar diferentes de gastronomías, vivir aventuras inolvidables en el Valle Sagrado de los Incas o recorrer el imponente Salar de Uyuni. Pero además han sumado su granito de arena a la lucha contra la pobreza.

En CODESPA trabajamos con comunidades vulnerables cercanas a los flujos turísticos como El Machu Pichu o el Salar de Uyuni; les damos formación y les ayudamos a ofrecer servicios a los turistas, como el hospedaje, la restauración, o servicios de guía. Ahora, con la llegada de los turistas, las comunidades indígenas, anteriormente excluidas, pueden tener unos ingresos adicionales a su trabajo que invierten en mejorar la alimentación de sus familias o pagar el material de la escuela de sus hijos. Actualmente gracias al turismo rural comunitario 3.812 personas han visto como sus vidas cambiaban.

Para nosotros, este es el turismo del futuro: un turismo sostenible que luche contra la pobreza.