↑ Blog

Fundación Mapfre apoya a CODESPA para conseguir la inserción de jóvenes en riesgo en El Salvador

400 jóvenes en riesgo de exclusión social participarán, gracias al apoyo de Fundación Mapfre y CODESPA, en un proyecto de desarrollo integral en el Municipio de Ayutuxtepeque, departamento de San Salvador.

El proyecto desarrollado por CODESPA en El Salvador supone un esfuerzo de desarrollo social y local, que busca la prevención de la delincuencia y la violencia juvenil, potenciando las capacidades técnicas y de liderazgo de jóvenes en riesgo de exclusión y marginación social.

El Salvador es el país más violento de Centroamérica. Las maras, pandillas juveniles extremadamente violentas, tienen mucho que ver en este triste primer puesto. Se nutren principalmente de jóvenes que viven en los barrios más marginales de la capital salvadoreña, en un contexto en el que predomina la pobreza, la exclusión social y la falta de oportunidades. El Municipio de Ayutuxtepeque, donde se va a desarrollar la intervención de CODESPA, se ve especialmente afectado por la presencia de maras, así como por el consumo y tráfico de drogas, secuestros, asaltos, prostitución y crimen organizado. Los 400 jóvenes que participarán en esta iniciativa (40% mujeres y 60% hombres) tienen edades comprendidas entre los 15 y los 25 años, y provienen de familias con un promedio de 5 miembros y una media de escolaridad de 6º grado, sin expectativas de cursar grados superiores. En el Municipio no existen instituciones que ofrezcan carreras técnicas, lo que, unido a la falta de recursos por parte de las familias lleva a muchos jóvenes a entrar a formar parte de las pandillas o a desarrollar actividades delictivas.

Mediante medidas de prevención que incluyen la formación técnica, vocacional y empresarial de los jóvenes del municipio, CODESPA pretende dar una alternativa real a estos jóvenes que viven en permanente riesgo de exclusión social. Darles herramientas y capacidades para ocupar su tiempo libre, ya que la mayoría no tiene acceso a educación formal, supone apartarles de la violencia que les rodea. La formación y consolidación de grupos juveniles y las actividades de integración comunitaria fomentan la cohesión comunitaria.

La iniciativa que a partir de ahora apoya Fundación Mapfre comprende la construcción y el equipamiento de un Centro de Formación en el cual se realicen actividades de formación, acciones de promoción y divulgación, que prevengan la violencia social y juvenil, con el fin de contribuir al desarrollo local y sobre todo al desarrollo de una juventud sana y promotora de la paz social y de actividades productivas en el municipio. La formación vocacional se desarrollará en dos vertientes: un curso de informática y una escuela de conductores profesionales. Los cursos, de gran potencial laboral, se complementarán con un módulo de gestión empresarial y capacitación en valores como autoestima y liderazgo.

Por último, se fomentará la organización de una red juvenil, actor que será clave en la definición de una estrategia de prevención de la delincuencia, conjuntamente con la Municipalidad y otros actores locales. Dentro de esta red se escogerá un comité, formado por jóvenes líderes de comunidades beneficiarias, centros educativos, y parroquias, que recibirán capacitación en valores, temática de interés para jóvenes, prevención de violencia, etc.